Desembocadura del río Guadalquivir - Sanlúcar.

Desembocadura del río Guadalquivir

Una vez que ha realizado su extenso recorrido, el rio Guadalquivir desemboca en el océano Atlántico, justo en Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz y a la altura de Almonte en la provincia de Huelva.

Allí abre su desplazamiento y forma un amplio estuario típico, que mide unos 500 metros de ancho en el punto de apertura y unos 4 kilómetros al entrar en mar abierto, considerado de gran valor ambiental, gracias a la extensa biodiversidad que resguarda.

 

Curiosidades:

Este es el único río en España con tráfico fluvial significativo, aunque en la actualidad sólo es navegable desde el océano Atlántico hasta Sevilla.

La navegación comercial en el río Guadalquivir dispone de un canal denominado Eurovía Guadalquivir, que existe en la red europea de vías navegables como parte de la red de transporte de importancia europea, auspiciada por la UE.

 

En la historia fluvial europea de todos los tiempos, el Guadalquivir ha desempeñado funciones de transporte de mercancías por vía marítima en el tramo del estuario que lleva su nombre, y que hoy en día funciona adaptado adecuadamente a su configuración y explotación, de acuerdo a las demandas de la navegación marítima actual.

Para utilizar la vía de este  imponente río, se debe llegar a las instalaciones portuarias de la ciudad de Sevilla, accediendo a través de la Esclusa, única en España, que viene desde el océano Atlántico, en Sanlúcar de Barrameda.

 

Si estás aquí es por algo,

simplemente observa,

porque la magia

está en la lucidez.

 

Duda de todo y de todos, menos de ti, porque tú eres Ese que andas buscando.