Podríamos decir que es el pueblo natal de la artista de esta web, pero cabe apuntar que una artista, si se enamora profundamente del arte de la Vida, descubre el misterio divino de la Existencia, desde entonces jamás se puede sentir de un lugar concreto ni se puede sentir artista de nada,  puesto que nace y muere sin morir a cada instante y en todas partes.

 

Aparentemente, sólo aparentemente, el pueblo rural de Rabós d’Empordà limita con la frontera francesa, concretamente con el pueblo marítimo Banyuls de la Marenda. Ambos pueblos están separados por los Pririneos Orientales. Recorre y baña el término de Rabós, el río Orlina, que según apuntó en el siglo XVII el geógrafo Pedro Gil y Estalella, el nombre de este río se debía a que, siglos atrás, su arena contenía partículas de oro. Todavía hoy, se ven buscadores de oro. ¿Será verdad?

 

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre aquí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

 Puedes estar absolutamente seguro de que la Verdad nadie la tiene, ni nadie la puede enseñar, poseer o retener. Se revela a sí misma, constantemente.