No esperes encontrar nada aquí. Es en lo simple que encontré lo extraordinario.

 

La Vida es simple, natural, neutral e impersonal, jamás va a ninguna parte, ¡siempre está presente! no tiene ningún propósito ni ningún significado, simplemente sucede, ¡este es el misterio divino! que la mente humana no lo ve. Esa falta de propósito o esa falta de significado es su belleza. La simplicidad es el Arte de la Vida.