Espejismos simétricos

Todo aquello que se mueve y cambia es de la naturaleza de un sueño, es la película que se precisa para hallar, o no, la luz amorosa de la Presencia, la única luz y constante que hay, la que nos hace comprender lúcidamente que todo afecta a todo. Cuando uno cambia la percepción de ver las cosas,  las ve tal como son, entonces todo cambia.

 

Allá donde pongo la mirada, allá está la visión de la Vida que yo soy. Desde que tomé conciencia de esta realidad, en todo veo lo misma inteligencia que yo soy.