Espejismos mágicos.

Todo es un espejismo.  Allá donde pongo la mirada, allá me veo reflejada. Desde que tomé conciencia de esta realidad, en todo veo lo mismo que soy, la Vida.

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre aquí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

 Puedes estar absolutamente seguro de que la Verdad nadie la tiene, ni nadie la puede enseñar, poseer o retener. Se revela a sí misma, constantemente.