Bosque simétrico

 Hasta que la Vida no tomó el control de la mente ilusoria por la cual me tomé, no  pude evidenciar mi absoluta y profunda ignorancia o ceguera ante la Vida. El bosque que llamé "mi vida", era poseer lo impersonal como algo personal. La Vida es impersonal, es de nadie y se vive para nadie.