Bosque mágico.

 

 

 

El bosque de mi imaginación, el que crucé llamado "el mundo y yo”, supongo que como el de todo el mundo, fue bastante impenetrable hasta que no adquirí lucidez, hasta que la Vida no tomó el control de la mente ignorante y despertó en mi; luego pude evidenciar la ilusión. Desde entonces fue un placer adentrarse en él y descubrir la maravilla eterna del misterio divino de la creación. 

 

 

 

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte, la Luz y el Amor de la Vida, están siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.