Lo que es arriba es abajo. Lo que es abajo es arriba.  Lo que es afuera es adentro. Lo que es adentro es afuera. No hay separación, ni división ni fronteras con nada ni con nadie. Todo es la Unidad.

 

 

La alquimia está en el ver, porque todo es un auto recordatorio. Únicamente hay una vasta inteligencia en movimiento, sucediendo a la perfección. No hay Error. Cada uno es el Uno buscándose a sí mismo. Todo es un auto recordatorio para conocer lucidamente, más allá de la mente ilusoria que personaliza la existencia, que ya somos creados, vividos y conducidos a la perfección.