Vida libre

 

Para vivir una existencia reposada, íntima, plena y liberada, hay que olvidarse de uno mismo.