Vida libre

 

La especie humana se hace esclava de sí misma porque, por alguna circunstancia, olvidó la auténtica naturaleza original, cedió todo el poder a la mente que reta y niega a esa divina Eseidad. Hasta que no redescubrí tan divino misterio, de manera personal e intransferible, no hubo manera de saber vivir una existencia reposada, íntima, plena y liberada.