Vida libre

La Vida se vive a sí misma, ¡siempre! y es libre de ser tal como Es, ¡siempre!

Únicamente viviendo sin el freno de una mente ofuscada que se siente atada al mundo de la imaginación, bajo los efectos hipnotizadores del aparente tiempo que no existe, puedes vivir una Vida íntima y plena, lúcida y plácidamente feliz, con una dulce libertad que ni todo el oro del mundo puede comprar.