Vida libre

La Vida se vive a sí misma, ¡siempre! y es libre de ser tal como Es, ¡siempre!

Únicamente viviendo sin el freno de una mente ofuscada que personaliza la existencia, puedes vivir una Vida íntima y plena, lúcida y plácidamente  feliz, con una dulce libertad que ni todo el oro del mundo puede comprar.