Texturas naturales, libres y radicales

 

La Vida es un SÍ rotundo a todo. Incluso un "no" dado con seguridad y rotundidad es un Sí. Todo es como ES, debido a esa luz que habita en el corazón, que se halla llegando a la raíz del Ser. Lo que sientas, intuyas o percibas ahora mismo, es un rotundo Sí. Hay una unión íntima con todo porque cada uno es un todo. Todo y todos es la Unidad y cada uno es la Unidad. Todo afecta a todo dentro de este Universo.