Nadie debería pasar por las tormentosas noches oscuras del alma, porque nadie debería sufrir inútilmente o aburridamente para devenir un ser distinto a como lo ha creado la Vida.