Olas

 Cada ola es una expresión única, divina e irrepetible del océano, cada una de ellas tiene una forma distinta, pero ninguna ola es más ni  es menos océano, ni es mejor o es peor que otra, ni es más lista o menos inteligente,  en ningún momento se siente propietaria del océano, no posee nada porque no deja de ser impulsada por lo que en realidad no ha dejado de ser, Océano.

 

Lo mismo sucede con cada ser humano,  es  irrepetible, una expresión única y divina de lo infinito. No deberíamos olvidar nuestra auténtica naturaleza, porque el olvido mismo, es la causa de todo sufrimiento, de toda violencia, de toda guerra, de todo conflicto, de todo oscurantismo y de todo caos.  Además, no somos simples  personas como el Inconsciente Colectivo cree,  somos mucho más, somos una luz radiante y resplandeciente que no se puede  mejorar o cambiar. Como el Océano, todo emerge de ESO que ES, que impulsa y ama todas sus olas (pensamientos, emociones, sentimientos, personajes y relatos, todo lo que es y todo lo que no es)