Olas

 Cada ola es una expresión única, divina e irrepetible del océano, cada una de ellas tiene una forma distinta, pero ninguna ola es más o es menos océano que otra, ni es mejor o peor que otra, ni es más lista o menos inteligente que otra,  en ningún momento se siente propietaria del océano, no posee nada, simplemente es impulsada para ser lo que en realidad no ha dejado de ser, Océano.

 

Cada persona es soñada por la Vida, es un sueño de amor, dado que no somos personas. Como personas ni existimos, somos el Océano que impulsa y ama todas sus olas (escenarios, luces, sombras, decorados, personajes, pensamientos, sucesos, emociones, sensaciones, etc. toda la experiencia que va girando dentro de la rueda eterna de la Existencia). Todos los pasos que hayamos dado hasta ahora, no existen, y todos los pasos que vayamos a dar a partir de ahora, tampoco existen, sólo hay Presencia que ya es consciente de sí misma. La visión natural de lo que ES es a lo máximo que realmente merecemos recobrar, porque desde esa visión hay la auténtica percepción del Amor Incondicional que consiente que la existencia sea tal como Es.