Minimalismo efímero.

Es efímera y fugaz la idea preconcebida de ser alguien que vive con la ausencia del tiempo. Es una locura interminable crear el tiempo una y otra vez para retar y negar al Ser. 

 

En una milésima de segundo todo puede acabar para siempre,  y sólo podría decir: gracias Vida por todo y por tanto.  La Vida pierde todo su esplendor y toda su belleza si le regalas el protagonismo al personaje ilusorio por el cual te hayas tomado, que sólo es creación de una mente que vive hipnotizada. Somos Consciencia pura, luz eterna, el Amor completamente liberado, incondicional y atemporal.