La Belleza

 

 

Al observar la Existencia tal como ES, con la forma natural de ver y conocer las cosas, al permitirla, al respetarla, al admirarla y agradecerla, aparece la belleza de la Vida, como por arte de magia, la mires por donde la mires. No hay que ser un artista especial ni un maestro iluminado en nada para percibir la belleza. El auténtico artista o el auténtico genio creador de todas las cosas, lo tenemos ¡siempre! delante de las narices y resonando en el corazón,  simplemente uno debe saberse una herramienta de use y disfrute de la Vida y no importarle para nada en absoluto hasta fundirse con lo que ES, sólo así puedes ver la belleza infinita sucediendo a través de ti.