Arquitectura natural

 

 

 

Somos arquitectos de caos, hasta que no nos enamoramos de lo que en verdad somos, La Consciencia, no la tenemos para calmarla o para adormecerla todavía más, se nos regala para conocer, no para crear ilusiones.

 

Se ha investigado muchísimo para la herramienta corporal, pero se sigue sin hacer nada o prácticamente nada para la investigación de la auténtica naturaleza. Si se viese todo con lucidez, se acabaría el drama de la humanidad.