Arquitectura natural

Vivir con paz y armonía, es lo más simple y natural del mundo, lástima que la mente humana, si no se rinde, lo complica todo.  Todo en la Existencia simplemente ES tal como Es, con una arquitectura insuperable de formas. Ningún ser de la creación necesita rezar, implorar, meditar, ayudas o recetas mágicas para asumirse, tampoco necesita libros de instrucciones o inventar dioses y cielos para vivir una existencia liberada, plena y apacible, nada se necesita para Ser, a excepción del ser humano que tiene una mente hipnotizada por la creencia absurda de ser algo o alguien. 

 

 

Lo que ha creado más enfermedades y ha provocado más locura y caos en el mundo aparente, es el instinto de propiedad, la hipnosis colectiva de siempre, la de creer ser algo o alguien con libre albedrío o con poder de elección para gobernar la vasta inmensidad del Ser, esa es la única esclavitud. El peor enemigo del hombre, desde siempre y para siempre, se llama: yo mismo.

 

La Consciencia, la luz original del Ser, no la tenemos para calmarla o para adormecerla todavía más, se nos regala para despertar de la hipnosis a la que nos tiene sometidos la mente humana.