Cada granito de arena es imprescindible para poder formar inmensos desiertos o gigantescas y bellísimas playas. Cada cosa que nos suceda en la Consciencia es imprescindible para la realización máxima del auténtico Yo. Si queremos evitar lo que nos sucede ¿de qué nos sirve pues esa aventura del vivir?