El océano. El Mar, la mar.....

Lo que más me enamora de la Vida, es como todo se mueve y cambia con un ritmo de extraordinaria belleza, con total perfección, igual como lo vemos cuando observamos el movimiento del Océano, así sucede siempre la Vida. Lo más extraordinario de todo es que todo sucede sin que tengamos que movernos de la Presencia del Ser.

 

Dentro de ese fascinante Océano inteligente y caótico de la humanidad, también está la perfección, y eso se ve, o no se ve.