Croscat

La Naturaleza siempre nos sorprende. Allá donde menos lo esperas, allá puedes encontrar un regalo bellísimo, que te conecta con la inocencia del corazón. El silencio es silencioso pero no enmudece al corazón, sólo debemos estar abiertos a escucharlo todo por los sentidos y ver como todo resuena perfectamente bien en el Ser.