Rabós - Halloween

Ni la información, ni el conocimiento, aunque sea lúcido, ni la historia, ni los recuerdos o la memoria, ni la imagen que tenemos de nosotros es lo que somos. Cualquier pensamiento está a años luz de la Luz. Lo que somos es lo que buscamos y todo lo que buscamos es lo que somos.

 

Lo que permanece es totalmente indefinible e invisible a los ojos humanos. Todo lo que nace y muere, todo lo que se mueve y cambia, es de la naturaleza de un sueño.

 

Cuando ves la Vida con la forma natural de verla,  no sabes si reír o llorar, porque el Ser, el de de todos, es un gran cómico, muy inteligente, que actúa para un inmenso público aburrido que no sabe ver ni aplaudir.  Todos nos gastamos una gran broma Cósmica, de proporciones descomunales, para acabar viendo que no somos lo que pensamos ni lo que decimos ser.  Somos puro Amor, pura Vida, somos ESO que no se puede alcanzar, porque ya ES donde uno está.

 

Ni la muerte, ni el mal, que no es más que profunda ignorancia, ni los fantasmas de luz, pueden vencer al Amor, porque nada puede alterar nuestra Luz original.