Paisajes interiores

La realidad siempre supera la ficción.... La Vida es una maravillosa obra de arte que se revela a sí misma en el interior, por eso no se puede explicar, ni fotografiar, ni definir y mucho menos enseñar, trasmitir o verbalizar. La revelación, (el don de ver y comprender espontáneamente) siempre es íntimo e intransferible. Ninguna imagen ni ninguna palabra pueden acercarnos a la verdad inexpresable, viviéndose a sí misma, a la perfección.