La casa del lago

 

 

 

La casa del lago, es simbólico, es un dejarse empapar por la magia divina de la naturaleza, no es más que un estado de reposo y descanso en la casa del Yo, para  conocer la totalidad del Ser, hasta liberarse y limpiarse de porquería emocional acumulada, liberarse de siglos y siglos de sufrimiento inútil que todos heredamos y tomamos por amor a la Vida. Todo aquello que yo no pueda ver ni conocer por los sentidos, es un sueño.