La casa del lago

 

 

 

Lo que no se pueda percibir por sensibilidad, ni reconocer por intuición, desde la Presencia del Ser, todo aquello que retiene y posee la mente para crear una memoria para sus intereses o usos personales, es la ausencia, que sólo conduce al sufrimiento. ¿Cómo podría ser la casa del lago, si le doy rienda suelta a la imaginación? De mil maneras. La realidad siempre supera el sueño de lo inexistente.