Instantes que ya no son

Aquello que la Vida nos presenta, aquello que ya esté sucediendo, si no se quiere aceptar ni ver tal como ES,  es lo que más nos suele somete. El mundo exterior es un fascinante y brillante espectáculo de luz, sonido y color, todo está dentro de un único escenario que gira eternamente para nadie. No hay separación entre el mundo exterior y el mundo interior, la separación tan solo es aparente.