El puente

Existe un puente invisible a los ojos humanos que, normalmente, se atraviesa cruzando la propia oscuridad. Este puente se llama "rendición", es el que nos lleva de la ignorancia a la lucidez. Nadie puede cruzarlo por nadie, porque no hay ni una sola consciencia personal en este mundo que pueda poner sus siete sentidos en la intimidad de nadie, ni puede hacer por nadie, lo que debe acabar haciendo uno mismo, para la auto realización del Ser.