Mar Brava

Ay el mar, ay la Mar.......  Ay las emociones...!

 

La Mar Brava es necesaria para hacer salir a la superficie toda la suciedad o porquería que ha quedado estancada. Es necesario que las emociones salgan a la superficie para poder recuperar la calma y la lucidez.

La calma no sería calma sin el ruido ni tampoco habría ruido sin el Silencio. El movimiento y el cambio constante del Océano, al igual que el de la Vida humana, no sería posible sin la quietud.

 

 

 

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte, la Luz y el Amor de la Vida, están siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.