Inocencia

 

Nuestro verdadero Ser es inocente y puro como el primer día.