Femenino - Masculino

 

 

Cuando las energías femeninas y las energías masculinas que a todos nos suceden en la Consciencia, (que no tienen nada que ver con la imagen falsa que la mente ha creado de sí misma) se aceptan profundamente en el fuero interno, por igual, se unen en matrimonio o pueden fundirse en una sola luz, entonces andas por el mundo real sin imitaciones, sin idolatrar y sin tener que seguir a maestros, a gurús, a ídolos, a santos, ni a nadie.  La Vida, por si misma, ya es el auténtico maestro, ya es la auténtica luz.