Espejismos

Todo ese fascinante espectáculo exterior, todo lo que se mueve y cambia, es de la naturaleza de un sueño, es un espejismo de la Presencia del Yo Soy, que es la única constante que hay y de lo único que podemos estar completamente seguros.