Embárcate

La aventura de vivir sin miedo al miedo,es como subirse a una barca y dejarse guiar, dejarse llevar y dejarse sorprender, hasta el final, sin esperar nada a cambio,  ni una meta concreta, ni un sentido distinto  que no sea Vivir, ni un propósito distinto que no sea Ser, porque la Vida no necesita evoluciones culturales, ni espirituales, ni nada de nada, ya ES, Todo es sin propósito alguno o  sin necesidades de satisfacer logros personales.