Embárcate

La aventura de vivir sin miedo al miedo,es como subirse a una barca y dejarse guiar,dejarse llevar y dejarse sorprender, hasta el final, sin esperar nada a cambio,  ni una meta concreta,ni un sentido o propósito, porque la Vida no necesita propósito alguno ni necesita satisfacer logros personales. La Vida ya  conduce  a la perfección el cuerpo para llegar siempre a buen puerto.