Autorretrato de lo indefinible

    

 

Todo es un asunto de amor con la existencia, Todo ES para vivir la experiencia predestinada a vivir, profundamente aceptada, por amor a la Vida.

 

En cada rostro, en cada cosa, en cada forma de vida, en cada sensación, veo y reconozco la misma inteligencia. Sólo puedo reconocer mi verdadera naturaleza original a través de esta inmensa sala de espejos a la que llamo "mundo", porque no soy yo que aparezco en el mundo, son todas las formas de vida que hay, todo y todos que aparecen y desaparecen en el espacio vasto de mi verdadero Ser.