Femenino - Masculino

Tanto la energía masculina como la femenina (razón-sentimiento) están contenidas en la conciencia de cada ser humano. No hay que pensar o estar en ninguna relación para que la fusión de esas dos polaridades se produzca. Tampoco es una cuestión de estética o belleza, de piel, de cuerpo, de cultura o carácter; cada una de esas dos energías es perfecta y sagrada tal como es, ambas sirven para redescubrir la auténtica naturaleza. No hay una consciencia llamada interior y otra llamada exterior, todo es una única inteligencia que nos mueve a todos a la vez. No habría suficiente luz si sólo amamos una sola polaridad, es imprescindible amar a ambas hasta que la fusión se produzca. Para la lucidez es imprescindible recuperar la integridad.

 Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre ahí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

Duda de todo y de todos, menos de ti, porque tu eres Ese al que tanto has andado buscando.