En lo simple está lo extraordinario

El mundo no es más que un espectáculo brillante y vacío. Es, pero no es.

 

 -Nisargadatta Maharaj-

En lo simple está lo extraordinario.

 

 En lo simple encuentras lo extraordinario. Si percibes la Vida con la visión de la Vida, la más simple que hay, la forma  más natural de ver y observar, ves que nunca pasa nada, puesto que nuestra auténtica naturaleza no se mueve de la Presencia, la buscamos pero nunca se ha perdido, siempre es lo que ya somos. Con esta visión vas más allá de las palabras, las historias o los relatos mentales, de los conceptos y las ideas preconcebidas. Ahí, en la Presencia, ves que no hay discípulo ni maestro, ni bueno o malo, ni mejor o peor, ni ricos ni pobres, ni ángeles o demonios, ni cielos o infiernos, ni Dioses inventados o Budas iluminados, ningún camino ni ninguna meta para alcanzar- No hay propósitos ni significados, ni pasados o futuros, tampoco hay personas iluminadas, ni nadie con capacidad de decidir a ningún nivel. Sólo hay el Silencio eterno del cual fluye el amor absoluto, exactamente como lo vemos en la naturaleza, todo Es, todo fluye con una armonía absoluta.

Todo está bien, sólo hay una única inteligencia sucediendo que no está separada de nada ni de nadie, tal como está sucediendo ahora mismo. No nos ocurre nada en la atemporalidad de la Vida, pero ¡esto! tal como lo ves o tal como se te manifiesta, te invita a descubrir tu verdadera naturaleza.

 

La Vida siempre dice Sí. La mente lo reinterpreta todo y nos explica todo lo contrario. Mírate en lo simple y tal vez puedas reconocer lo divino y extraordinario que Eres. Todo está aceptado ahora mismo, mucho antes de que lo veas o lo puedas aceptar.

 

anna

 

 

 

 

Si estás aquí es por algo,

simplemente observa,

porque la magia

está en la observación.