El auténtico espejo

 

 

El auténtico espejo me ha hecho ver que en la Presencia  no hay maestros ni alumnos, no hay caminos ni ningún propósito, sin metas que alcanzar, sin fracasos o éxitos personales, nada que conseguir. Todo sucede espontáneamente y felizmente. Todo momento es ahora, todo lugar es aquí, siempre estamos presentes contemplando la propia manifestación.  

 

No hay múltiples vidas, sólo hay la Vida, una única inteligencia que sucede sin más.

 

 Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre ahí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

Duda de todo y de todos, menos de ti, porque tu eres Ese al que tanto has andado buscando.