La mente debe estar donde uno está, que es donde nos sucede el milagro de la Luz.