Sabiduría.

 

 

* El Amor es la fuerza más poderosa que hay, nada ni nadie puede vencer el amor.

 

* Después de haberlo intentado todo, cuando vi mi incapacidad de amar el mundo tal como ES, también vi la incapacidad de amar mi totalidad, para ser tal como yo soy. Sólo cuando dejé el mundo en paz, el mundo me enseñó a amarme a mi. 

 

* Lo que es afuera es adentro, lo que es adentro es afuera. No hay separación, la separación tan solo es aparente.

 

* Como persona soy una simple herramienta, un sueño de amor de la Vida que se vive a través de mi. La imagen que la mente construyó de sí, no es lo que yo soy. No soy un nombre y unos apellidos, no soy unos pensamientos que vienen y van, tampoco soy las sensaciones ni las emociones que se mueven en el vasto océano de mi Ser, tampoco soy el cuerpo que utilizo como vehículo para reconocerme a través de las señales que se despiertan con la propia manifestación. Simplemente yo soy el Yo Soy, la Nada, de la cual emerge Todo, el Amor.

 

* Sólo la ignorancia cree saber; la sabiduría lo único que sabe, es que no sabe nada de nada de la vasta inmensidad del Ser, porque lo único que hay es VIDA inteligente siendo Vida, Presencia Consciente de sí misma. AMOR.

 

* El amor es comprensión; sin comprensión no hay auténtico amor.

 

* Si señalo con el dedo acusador a alguien, tres siguen apuntando hacia mi. 

 

Cuando uno ve la perfección de la Vida en todo, lo único que se atreve a hacer es arrodillarse ante el Ser para pedirle su segunda oportunidad, el don de ver y comprender las cosas tal como son, que no tienen nada que ver a como uno las imagina.

 

* La mente es una herramienta maravillosa que debería servir de herramienta útil y práctica de la Vida, no para beneficios y usos personales, ni para otorgarle un poder que no tiene, que nunca ha tenido ni tendrá.

 

* Nadie debería enseñarte a vivir, es una irreverencia total y absoluta darle directrices de vida a la Vida. La Vida que se vive a través de ti, ya es sabia, ya sabe, ya conoce perfectamente bien lo que mejor te conviene y lo que no.

 

* Nadie, y cuando digo nadie es nadie, puede ayudarte a ser tu mismo. La Vida, Eso que tu Eres, Eso que yo soy, Eso que él Es, es de nadie y se vive para nadie. No se puede poseer, enseñar, aprender, ni retener, simplemente ES lo que ya ES.

 

* No existe ninguna persona en este mundo, tampoco yo como persona, que pueda estar despierta o iluminada; el mero ideal o la mera creencia de ser una persona, algo o alguien separado de la fuente de todas las cosas, ya le aleja a uno de la verdad inalcanzable, de su auténtica naturaleza original. Lo que en verdad somos está más allá del personaje creado por la mente, por el cual nos tomamos.

 

* Sólo hay que observar el firmamento para ver como todo se mueve y cambia sin prisas, pero sin pausas, con un ritmo de extraordinaria belleza. Así nos sucede la Vida. Todo suceso es nuevo y reluciente, todo sucede sin prisas si se ven las cosas con claridad, todo suceso sucede en la Presencia del Ser.

 

* Si siempre es hoy, si siempre es ahora, si siempre suceden las cosas estando presentes en el siempre y eterno aquí y ahora, ¿Qué pretende hacernos creer la mente humana cuando se debate entre lo que aparentemente fue y lo que supuesta-mente será? Lo único real es lo que ES, Ahora. Todo lo demás, todo lo que no es, es un mundo imaginario creado por la mente, un mundo ideal que no existe, es un sueño de amor que nos sirve únicamente para el despertar de la Consciencia.

 

* Existencia significa Existencia. Todo es sin tiempo. Cuando la consciencia ha despertado es un dejarse vivir sin más, es un dejarse sentir sin más, es un dejarse sorprender sin más, es un dejarse llevar sin más, es un dejarse ser, sin más, es amar la vasta totalidad del Ser. La Vida es movimiento espontáneo, es acción, es un único SER.

 

* Cada ser humano, tal como es, con su simple manera de ser, ya ES una expresión única, irrepetible y divina de lo infinito del Ser. Simplemente se ve o no se ve, se sabe o se ignora.

 

* Si no admito ni asumo consciente-mente mis propias limitaciones, mis propios fantasmas o mis propias miserias humanas, aumento la ignorancia que niega y reta al Ser, así me sumaré al drama eterno que después la mente no sabrá resolver.

 

* El drama eterno de la humanidad, que no tiene fin, es creer o imaginar que vivimos estando separados de todo y de todos. Precisamente, es gracias a todo y a todos, que la Consciencia puede despertar del sueño al que nos tiene sometido la mente por la cual nos tomamos.

 

* Una mente silente, lúcida, liberada o iluminada vale por todas.  Sólo lo que ES, sólo la Presencia del Ser, puede despejarla, esclarecerla, liberarla e iluminarla. Cuando la liberación de la mente se ha consumado,  te das cuenta que jamás hay nadie, sólo hay Vida inteligente siendo vida.

 

* La Vida es todo lo conocido y todo lo desconocido, y muy inteligente-mente puede jugar al juego del escondite, de parecer ser dos, al juego de la separación o puede llevarnos a la Unidad. Debe crear la dualidad, la Ley de los  opuestos, para mantener un orden y un equilibrio, hasta recuperar la visión lúcida de lo que ES, para vivir en la Unidad. 

 

* La Vida inteligente y sabía que se vive a través de mi, me ha hecho ver y comprender que el humano, para conocerse, para precaverse de los ataques de la ignorancia del mundo de la propia creación, debería caminar lento pero seguro, con la sabiduría infinita del no saber, igual como lo hacen las tortugas cuando se protegen en la casa del Yo hasta que las condiciones les son adecuadas; debería volar o pensar con la visión natural de ver la Existencia tal como ES, tal como lo hacen las águilas imperiales, que saben perfectamente bien como alimentarse de su información, que es cuando la ven segura y a su alcance; y por último, debería bucear por el océano de sus emociones con alegría infinita, tolerando por igual tanto el placer como el dolor, del mismo modo que lo hacen los delfines, que saben perfectamente bien como mantenerse en equilibrio, gracias a los maravillosos tesoros ocultos que se encuentran en el fondo del vasto Océano del Ser.

 

* Vivir solo informados, con lo que me han dicho, con lo que he estudiado, he imitado o he copiado del mercado popular, que yo muy inocentemente me creí, no es conocimiento. El auténtico conocimiento emerge de la aceptación profunda de la experiencia, entonces es cuando la Vida se revela a sí misma en el fuero interno. SI se acepta la propia invitación ¡siempre presente! de manera íntima e intransferible, uno puede ver y comprender que somos la Vida, no personajes como la mente hipnótica e inconsciente, por la cual nos tomamos, pretende hacernos creer.

 

* Un sabio que haya llegado a la raíz del Ser, nunca te dirá: esto está bien o esto está mal, nunca te hablará de cielos e infiernos externos a ti, ni de buenos o de los malos separados de ti, ni de energías inferiores o energías superiores separadas de ti, lo único que te dirá, al ver que hay ignorancia o lucidez, es: no me imites, no imites a nadie, piérdete, pierde todo para volver a recuperar tu derecho de nacimiento, todo. Hay que dejar ir todo lo viejo para que lo nuevo pueda entrar.

 

* La mente ignorante crea la oscuridad, y el corazón puro e inocente del Ser la cruza con total compasión y amor incondicional. 

 

* El misterio más doloroso que hay es no ver ni comprender lucidamente nuestra auténtica naturaleza original.

 

* Si dejo de inmiscuirme en los asuntos del mundo en el que aparecemos y desaparecemos todos, el mundo me lo agradece, porque no soy yo que aparezco, ni tampoco me necesita, es el mundo que aparece y desaparece en mi, que preciso para despertar. En realidad, el concepto mundo, sólo es un concepto que no puede definir el mundo real, no puede explicar la simple maravilla de LoQueEs.

 

* ¡Esto! tal como lo ves aparecer, es una apariencia más del mundo aparente como puede ser cualquier otra. No tiene ninguna importancia ni ningún poder si tu no se lo das, tampoco tiene que ser mejor ni debe parecerte peor. No imagines nada, porque nada tiene más importancia que lo que ES.  En un plis plas, ¡esto! cuando dejes de leerlo, si la mente no lo posee, se esfuma y se va, como todo lo que viene y se va de la propia manifestación en el vasto océano del Ser.  Todo emerge de la fuente o de la Nada y todo regresa a Ella.  Lo único que hay es Presencia Consciente de sí misma, lo que nunca  ha venido y nunca se irá, lo que nunca ha nacido y nunca morirá.