Palabras de la Vida.

 

El Arte de la Vida, está en todas partes, mires donde mires, escuches lo que escuches, leas lo que leas, allá está, incluso en las palabras de Jesús, pero mientras lo buscas, ya lo has perdido todo, ya has perdido tan maravilloso Arte de la Luz, sucediendo a través de ti, porque el Arte de la Vida está vacío de creencias, ideologías, enseñanzas duales, evoluciones culturales, religiones, políticas, tiempos, fronteras, conceptos, ilusiones e imágenes.

 

________________________________________

 

 

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

 

Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

 

Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido mucho antes que a vosotros Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece

 

Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor.

 

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

 

-Jesús-

 

Nuestro verdadero Padre, es el Ser Absoluto, la Unidad, el Silencio sabio inherente a todo y a todos, del cual emerge el amor, y la vid verdadera es todo hijo que favorece el milagro de la luz en el que ya estamos todos, todo hijo que ha dado su vida preconcebida al Ser. Los pámpanos son las personas inherentes a la Vida verdadera que yo soy, todas las personas que entran y salen del vasto espacio de mi verdadero Ser. Toda persona que en mí no lleva buen fruto, el Ser Absoluto, la quitará; y toda persona que lleva buen fruto, que sea respetuosa, inocente y defensora de la luz, agradecida por todo, sensible a la Vida, tanto al dolor como al placer, el Ser Absoluto la limpiará y la iluminará para que lleve más fruto.  

 

La Unidad, ha mantenido la palabra de Jesús, vigente hasta el día de hoy, y si sus representantes la hubiesen sabido respetar y reinterpretar a lo largo de la Existencia, nadie viviría en el circo necio y a la vez inteligente que a cada uno le toca vivir. Si tales representantes de religiones organizadas no hubiesen sido tan cobardes en aceptar profundamente su totalidad, en lugar de tener pavor a asumir las energías femeninas que a todo nos suceden en la Consciencia, y las hubiesen asumido de manera íntima e intransferible, hubiesen visto lo que es la Unidad y la simplicidad de la palabra de Jesús. Te aseguro que si se viese la Unidad, todos viviríamos en un edén; cada uno asumiría su sueño de amor, de manera íntima y plena, sin sufrir y sin hacer sufrir, pero la han adulterado a más no poder, la han utilizado para sus usos y beneficios personales, sobre todo para comercializar con la Existencia que es de nadie, para explotar la inocencia de nuestro verdadero Ser, todo con tal de negar y retar al Silencio inteligente, inherente a todo y a todos. Todavía hoy, aparentemente, sólo aparentemente, siguen apoyando el drama eterno de la separación, no se dan cuenta que el mundo es una metáfora de la propia creación, es una gran sala de espejos que nos invita a todos a Re-Conocernos a través de todo,  nos apoya a despertar de la hipnosis a la que nos tiene sometidos el ego. Se ha utilizado la palabra de Jesús para adorar al ego de la mentira, para nada se ha dicho que como Vida que somos, no aparecemos en el mundo, es el mundo de la propia creación, todos y todo, lo que aparece, se mueve, cambia y desaparece en el vasto espacio de nuestro verdadero Ser. Y, no somos los sucesos, ni los pensamientos, ni las circunstancias, ni la imagen por la cual nos tomamos, pero sí somos ESE al que todo le sucede para VER, hasta hacerse conocedor de que sólo hay Vida sucediendo, Presencia consciente de sí misma, nada por lo que sufrir.

 

El ego, que es un diminuto punto de vista dual, no es mayor que su señor, no es mayor que la verdad inalcanzable del Silencio, no es mayor que la vasta inmensidad del Ser. Todo ego no iluminado, no liberado por la Luz de la Presencia, cree ser el centro del Universo, crea la idea preconcebida de que el mundo le necesita o cree necesitar ese tal mundo ilusorio, para vivir, y ese pámpano o esa persona nunca dará buen fruto, todo lo contrario, vive imitando para apoyar el drama eterno de la separación, crea violencia, guerras de poder, separación, caos, sufrimiento, pena, dolor, muerte, porque el ego no iluminado niega la Unidad, vive con dualidad, vive hipnotizado, sólo informado, para retar y explotar la luz inocente y pura de nuestro verdadero Ser.  

 

Te puedo asegurar que no hay valor más grande en el mundo, que ser una luz para uno mismo, porque nadie tiene mayor amor que poner su propia vida en manos del Ser Absoluto, para sus amigos, para aquellos que nos siguen los pasos, para que todo corazón noble e inocente, se dé cuenta que todo lo que se está buscando desesperadamente por todas partes, ES lo que UNO ya ES.

 

Si ese tal mundo dual y separatista te aborrece ¿Y qué? ¿Acaso necesitas un mundo ilusorio que piense por ti, que te haga dudar o te haga sufrir más de lo que ya se ha dudado y se ha sufrido a lo largo de la rueda eterna de la Existencia? ¿Acaso alguien tiene la certeza de todo o la verdad absoluta?, ¿Acaso necesitas a ese tal mundo para que comercialice con tu Existencia y explote tu inocencia? ¿Necesitas a ese tal mundo que sólo es una metáfora, para que camine con tus pies, para que observe con tus ojos, para que escuche por ti, para que intuya por ti, para que se incline por ti ante la duda? ¿Acaso necesitas imitar para ser original, para ser como ya ERES? Te puedo asegurar que toda pregunta tiene su respuesta clara dentro de ti, y llega cuando menos la buscas.

 

Hay una luz preciosa, pura e inocente dentro de tu corazón que jamás se apagará, pero sólo puedes acceder a ella cuando dejas de buscarla por todas partes del mundo, fuera de ti, cuando dejas de imitar, cuando dejas de cederle todo el poder al ego de la mentira, al diminuto yo que adora a un mundo imaginario, que sólo es una ilusión, porque el Mundo Real, ES tal como ahora ES, tal como lo VES, que en un segundo puede cambiar, se mueve a la velocidad de la luz. El mundo real jamás te hará sufrir, está tan junto a ti, como el mismísimo respirar, es tan cercano a ti que no tienes ni que correr para buscarlo, siempre está presente, es tan inmediato como lo que ya ES. Y tu Eres Ese que lo VE todo, Ese al que todo le sucede, ESE que no tiene ni que ser buscado porque ya ERES en el Ser. No eres los sucesos, ni los pensamientos que vienen y van, simplemente Eres Ese que puede agradecer todos los milagros que ya están sucediendo instante a instante en la luz de tu Presencia, uno detrás de otro, porque Existencia, desde siempre y para siempre, significa Existencia, sin historias personalizadas o películas para no dormir en la cabeza, Ser significa Ser, sin tiempos pasados o futuros que te hagan sufrir. Vivir significa Vivir sin poseer nada de lo ya acontecido, sin querer tener una vida en propiedad. Si entiendes esto, es el comienzo del fin de la esclavitud, porque es el comienzo de la auténtica libertad que te permite vivir en la Luz, desde la visión de la Presencia de tu verdadero Ser, donde todo acontece sin prisas, pero sin pausa, donde todo es un dar y un recibir generoso y constante, donde la Existencia sucede sin más. La Vida fluye, las cosas aparecen, se mueven, cambian y después se van, excepto la Luz de la Presencia de tu verdadero Ser. La Vida simplemente sucede a su ritmo, a su aire, y esa maravillosa danza de la Nada, nadie la puede manipular, gobernar, impedir, mejorar, cambiar, controlar, enseñar o aprender. Ya somos la Vida que se vive a sí misma, no el personaje por el cual nos tomamos. que es nuestro sueño de amor para despertar de la hipnosis. La persona simplemente baila su pequeño baile dentro de esta grandiosa danza de la Nada, y la Presencia la ve, la acoge, la ama y lo permite.

 

Intenta ir más allá de las palabras, y quédate con la resonancia, si le sirve de bálsamo a tu corazón, porque el ego siempre intentará negar y retar a tu verdadero Ser, siempre está a años luz de donde nos sucede el milagro de la Luz, algunos estás a siglos y siglos de la Luz de la Presencia. El ego o la persona por la cual nos tomamos, es como si un bolígrafo creyese ser más inteligente que la mano que lo hace escribir. Sólo cuando uno se funde con la Vida, puede ver el Arte sucediendo en todas partes,  puede sentirse agradecido por todo y por tanto.

 

Nuestra única función es Ser, es vivir en la Luz, con plenitud y con la plena libertad de la Presencia del Ser, estés donde estés, suceda lo que suceda dentro de tan fascinante milagro. No se trata de tener, poseer o retener una vida en propiedad para mis usos o beneficios personales, se trata de Ser hoy, siempre hoy,  como si hoy fuese el primero y el último día de nuestra eternidad. Cada persona cruza su propia oscuridad desde su eternidad, y cada uno tiene su propia invitación que la aceptará o la rechazará.

 

La mente crea las tinieblas y el corazón las cruza. No temas a tu verdadero Ser, inclínate siempre ante la duda y CONFIA, incluso cuando no puedas confiar, porque sólo Él te devolverá tu derecho de nacimiento. No es más feliz el ego que imita para tener sólo cosas o retener sólo información, ni el que reza o medita porque crea ilusiones, ni tampoco el que retiene o posee; la auténtica felicidad es Ser lo que uno ya Es. Cada uno es Esa Nada de la cual emerge el amor, Todo.

  

¡¡Gracias a todo y a todos!!