No existe el libre albedrío.

 

Ningún granito de arena tiene libertad para mover una duna, sin embargo es esencial.

 

Ninguna persona tiene la potestad, la voluntad, el control y la libertad que cree tener para vivir sin conexión con el caos del mundo de la imagen. Así que, si lo ves, deja de intentar cambiar, curar, mejorar o controlar el mundo, porque es una guerra absurda e irracional, un caos aburrido que nunca acaba, un drama eterno. Simplemente encuentra tu luz, sé la luz original que habita en ti, que ilumina y abraza la totalidad.

 

Es una incoherencia absoluta creer que un personaje ilusorio que sólo ve las cosas a toro pasado, y que sólo vive de recuerdos, sueños y expectativas, es libre. Si fuese libre se acabaría el sufrimiento humano, se acabarían los virus y las enfermedades, se acabaría el caos y todas las inconsciencias vertidas hacia el planeta.  Un personaje es un sueño de amor de la Vida, no existe. No hay ni una sola persona en el mundo que pueda anticiparse o demorarse a lo desconocido, a LoQueES.  No existe un yo ilusorio que ni puede ver que es ilusorio, que pueda salirse del celuloide para darle lecciones de vida a la Vida inteligente. No hay ni una sola persona en el mundo, tampoco yo como persona, que pueda estar despierta, liberada e iluminada, ni que esté capacitada para dar directrices de vida a nadie, ahí está el caos, porque el mero ideal o la sola creencia de ser un personaje con libertades, ya nos aleja por completo de nuestra verdadera luz o naturaleza original. Sólo está despierta, liberada e iluminada la Vida, la que sí somos más allá del falso yo, que está gritando a través de todo y de todos, a través de las enfermedades, a través del caos, a través de las guerras de poder, a través de lo que sea, ¡vuelve a casa! ¡Regresa a tu verdadero hogar! ¡Encuentra tu luz original! ¡Atrévete a ser real!

 

 Sólo hay que aceptar la propia llamada, dado que nadie está seguro de nada, ni es poseedor de la verdad. Todo ser humano busca lo mismo, la permanencia, la verdad inalcanzable, la Presencia del Ser Absoluto, porque es la única constante que hay, pero no se encontrará si no hay rendición, no se puede acceder a la lucidez, si antes uno no se rinde para reconocer la más profunda ignorancia, la más absoluta fragilidad y miserias humanas, de manera íntima y plena, dado que nadie más puede experimentar ni ver la existencia de nadie. La película personal, totalmente única y distinta a todas, totalmente intransferible, sólo es un sueño que sirve para despertar la Consciencia, para la realización del Ser, porque cuando la consciencia ha despertado te das cuenta que no ha despertado nadie, sólo hay Ser, Vida inteligente siendo vida, nada más. Hasta que uno no reconoce en sus soledades, en sus intimidades, no soy nadie, ni se nada de nada, no puede ver la naturaleza efímera, frágil y fugaz del ilusorio yo, que en un simple y huidizo instante puede acabar, porque el tiempo es un sueño. No se puede acceder al amor absoluto de la Presencia ni a la belleza extraordinaria de la vida, si antes no hay rendición para la liberación de la mente ilusoria con  la visión de Lo Que Es.

 

Se nos regala esa dulce libertad, de como si uno decidiera, sólo cuando la consciencia ha despertado de la hipnosis del falso yo, que es cuando ha desaparecido la creencia absurda de ser algo o alguien que puede mover lo infinito, lo vasto de nuestro verdadero y amado Ser.

 

Simplemente descansa en EsoQueES, agradece el amor y los dones que se te regalen hoy, sin más, no necesitas metas, ni dioses, ni templos o religiones, no temas al Ser Absoluto, porque es lo que más has andado buscando por todo el mundo. Te está esperando con los brazos abiertos como un padre espera a su hijo amado para fundirse en un abrazo. Y, recuerda:  el sufrimiento es opcional, sólo es una resistencia a ver la Vida tal cual Es, una negativa a experimentar la propia experiencia, tal como te la presenta la Vida. No vas a mover el tiempo amigo, porque el tiempo no existe, es una invención de la mente ilusoria que no puede ver que es ilusoria, por eso lo inventa, lo crea y lo reinventa para negar y retar a tu verdadero Ser. Sólo hay ahora, ¡siempre es ahora! con lo cual ¡aquí mismo! está lo más reluciente, está la visión de Lo que ES, tu meta, está tu luz, para iluminar y abrazar la totalidad, lo que ahora ES.  Descansa en Eso, déjate llevar, déjate ser, déjate vivir, déjate sorprender.

 

¡¡Gracias a todo y a todos!!