Listado de palabras o conceptos metafóricos que la Unidad ha inventado para someter al hombre que mantiene la inconsciencia de vivir con el instinto inmaduro de posesión. Simplemente las metáforas sirven para establecer un orden en el planeta con la divina Ley de los opuestos. Todas son para el despertar de la Consciencia.

 

La naturaleza del silencio es lo que más ayuda al hombre a resolver todas las metáforas conceptuales e imaginativas, aún así, aquí quedan descritos, (para ir más lejos del intelecto) alguno de los conceptos que más distraen al hombre o que más le esclavizan. Son los siguientes:

 

Sólo es  para ir más allá de la mente, porque la ignorancia siempre lo rechazará o lo pisoteará. 

 

1.       AMOR: ¿qué es el amor, un compromiso, una relación, un concepto, un ideal, una energía, una religión o tradición, una caricia, es romanticismo, un beso, algo o alguien? ¿Hay alguna palabra que pueda definir lo indefinible que es el amor? El amor jamás excluye, siempre incluye. El amor jamás divide, ni resta, ni separa, ni te humilla, ni te hará sentir un irresponsable o un pecador. El amor multiplica, suma, unifica y respeta. Cuando te sientes amado por el Amor, lo sabes, es indudable, porque lo inunda todo, y no puedes traducirlo, ni tampoco puedes retenerlo para entregárselo a nadie, es íntimo e intransferible, sabes que está ahí. El Amor jamás te hará sentir víctima o verdugo de la Vida, jamás te hará hacer cosas sólo para tus intereses personales, ni te empujará para perjudicar a nadie, en absoluto es posesivo, controlador, manipulador, gobernante o competitivo. El amor lo consiente todo, lo ama todo de ti, pero no puede hacerse notar si no te abandonas a Él. A veces golpea fuerte sólo para que le abras la puerta sin condiciones. Jamás te empujará al precipicio ni a la sensiblería barata del falso amor que la humanidad ha inventado para permanecer ciego ante la Vida, con la ignorancia al poder. El amor es sensibilidad, es inocencia, auténtica humanidad y auténtica humildad, es entrega, fuerza, coraje y valor para servir al Ser, únicamente al Ser siempre presente.  El amor es vitalidad, cuando llama para quedarse y le abres la puerta, ya sabes, más allá del intelecto, que jamás se irá o morirá. El amor no es un mendigo de caricias, ni de besos, ni de abrazos, no es dudoso, ni es fervoroso de los romanticismos consumistas o convencionales, no es un pobre de mí que deba meditar o rezar para obtener éxitos personales, jamás reza, suplica o mendiga. No es un ladrón de energía ni de luces ajenas, tampoco te condenará por lo que haces, dices o piensas cuando te dejas envolver por EL, ni te hará sentir un indeseado. El Amor no retiene, no controla, no contraria, no posee nada, ni acumula recuerdos o esperanzas, no sufre porque no se preocupa por nadie, se ocupa de amar a cada instante la propia manifestación, no se siente propietario de hijos, padres, familias, tradiciones, cosas, imágenes o personas. Es generoso y abundante con todas las criaturas del Universo. No necesita ayudas externas porque todo se mueve y se regenera gracias a ÉL. Se encuentra en el epicentro de cada cosa y cada ser, complaciente, incondicional, neutral y liberado siempre, no precisa conceptos, imágenes o palabras para ser más extraordinario de lo que ya Es. No hay otra inteligencia, ni otra fuerza, ni un poder mayor en todo el Universo. Sólo el Amor puede curar lo incurable y lo indecible si realmente debe suceder la curación, puede remediar todo sufrimiento humano, puede aliviar todo desamor humano, puede calmar y cicatrizar todas las heridas e incluso puede unificar el corazón partido en dos por el falso amor que ha tenido que asumir el hombre, al haberle regalado todo el poder a un mundo ciego y sordo ante la inocencia y el amor puro del Ser, puede liberarte de un mundo de ideales para vivir ignorando SU incondicionalidad. Cuando aparece para quedarse, lo sabes, es indudablemente inmenso. No hay manera de explicarlo, simplemente está ahí, no se puede eludir, sabes que es Amor, la fuerza mayor que puede erradicar la concepción del mal. El auténtico Amor no tiene nada que ver con el ideal de amor, con el pobre concepto heredado de generación en generación para someter al hombre a la máxima esclavitud. Regalarle todo el poder al inconsciente colectivo de la humanidad hace que uno se separe del Amor Absoluto. Solo se puede recuperar cuando te abandonas a Él, porque jamás se ha movido de la Presencia del Ser.

 

         TIEMPO: El concepto más metafórico, el más aburrido, absurdo y ridículo de todos  los conceptos inventados para la humanidad que camina ciega y sorda ante la Vida, es el concepto tiempo. Un concepto que la Unidad inventó para el hombre inmaduro y posesivo, para la mente inmadura quee pretende adueñarse del fruto más maravilloso, lo más hermoso y divino del Árbol de la Vida que se nos regala, gratuitamente a todos, hasta que pueda hacerse madura, útil y consciente de la Vida.  Perdemos el paraíso eterno sólo con la imaginación al poder, creyendo que el tiempo y todo lo que vemos en el tiempo es real, intentando gobernar la Vida con lo cómodo y preestablecido, con el infantil libre albedrío, con lo que me han dicho y yo muy inocentemente me he creído. La sociedad que vive en lo dual prefiere lo más cómodo y organizado, vivir con agendas repletas de compromisos, dramas, visitas concertadas a los hospitales, estresarse con telediarios convenidos, con lujos desagradecidos, santorales e hipotecas a largo plazo, con regalos consumistas de reyes magos, con cumpleaños efímeros y sobre todo vivir por el que dirán, haciendo prevalecer los días de guardar y las historias inexistentes, ya vividas, ya pasadas, acumulando y poseyendo recuerdos de abuelos o bisabuelos que cada uno debe imaginar a su manera, sin darse cuenta que el tiempo es una ilusión, una bendita y divina ilusión, puesto que no existe. Se vive en la ilusión del tiempo sin evidenciar el propio auto engaño.  Da risa cuando lo ves. Hace siglos y siglos que la mente del hombre inventa, reinventa, crea y recrea la misma historia inexistente en el tiempo, día sí y día también inventa el tiempo, solo para sufrir y hacer sufrir, porque jamás nos hemos movido del eterno día de hoy. La ignorancia vive para el día de mañana que nunca llegará, porque siempre es hoy. Busca incesantemente un más allá, busca un momento más bueno, más especial, más santo, más divino, más original y mejor que el momento siempre presente para ser más buena; busca y rebusca porque no ve lo que se nos regala a cada instante. La ignorancia es muy atrevida y no admitirá jamás que no puede ver que lo mejor de lo mejor es la Vida ¡siempre presente! por eso es ignorante.  ¿Dónde está el tiempo ahora mismo, siempre ahora mismo? Si siempre es hoy, si siempre es ahora, si jamás nos hemos movido del eterno instante presente. La inconsciencia precisamente es la que te empuja a vivir con lo imaginario, con lo cómodo, organizado, preestablecido y conocido, con lo que me han dicho, he estudiado, he imitado, he idolatrado, he copiado y me he creído. ¿Sabes la cantidad de hipotecas que se han firmado inconscientemente a largo plazo, sin darse cuenta que en un instante todo puede cambiar? ¿Sabes la cantidad de relaciones de conveniencias que se han prometido amor eterno, sin darse cuenta de lo que hablan, de lo que se prometen inconscientemente, sin ver que el tiempo no existe? ¿Sabes la cantidad de suicidios y profundas enfermedades se hubiesen evitado si el hombre hubiese aprendido a vivir con una mente madura, solo con lo puesto?  Yo no tengo ni idea de lo que va a suceder dentro de un segundo, ¿crees que debo dejarme pasar este instante tan vital y maravilloso por alto, prometiendo lo que ignoro que pueda cumplir, o firmando a largo plazo hipotecas, para poseer solo cosas, viendo que nadie sabe nada de como sucederá lo infinito? El hombre inconsciente es esclavo de si mismo, de sus propias metáforas y palabras imitadas, y hasta que no vea con lucidez la inexistencia del tiempo, vivirá esclavo de sí mismo, sin admitirlo. Nadie quiere vivir en el filo de la navaja, en lo desconocido, con la inteligencia infinita e innata del no saber, porque todavía hay mucho miedo a perder la propia esclavitud. La humanidad tiene pavor a ser libre, a vivir eternamente feliz y sin miedos metidos en el cuerpo, prefiere el miedo a perder y a morir, prefiere la infelicidad, sufrir con tal de poseer lo cómodo, imitado, aburrido y preestablecido, por eso el drama eterno debe persistir, solo para que la mente inmadura pueda madurar, es la rueda ignorante y caótica que se hereda de generación en generación.  El hombre inmaduro prefiere vivir crucificado con lo cómodo pero inexistente, imaginando que todo lo metafórico en el tiempo, es real. Somos la Vida, ¡Existimos! pero no somos personajes que se mueven en el tiempo con un relato en la cabeza, no somos personas que pueden gobernar lo infinito, lo que nadie sabe, lo que nadie conoce, lo que nadie puede percibir, retener, enseñar o poseer, ni tampoco somos algo o alguien que pueda gobernar lo infinito.  Somos ESE al que todo le sucede para hacerse consciente a través de todo, de la inexistencia del tiempo y de la absurdidad de las metáforas. Ni los científicos pueden comprender lo infinito, porque lo más evolucionado, lo más liberado, saludable, brillante y realizado, lo más real está ¡siempre! delante de las narices, ya está completo, totalmente gratis y a nuestra disposición. La Existencia YA ES, ya sucede completamente liberada y evolucionada, tal como puedes percibirla y tomarla AHORA mismo, por supuesto, si vas más allá de la mente imaginativa. Nuestro Ser es un auténtico genio, pero la genialidad consiste en redescubrir por uno mismo y sin ayudas externas, lo que no somos, siempre de manera íntima e intransferible. La inexistencia del tiempo es el arte de vivir la aventura, solo con lo puesto, con lo que ES, con la naturaleza inteligente del no saber.  Estamos tan informados, tan atiborrados de metáforas y tan organizados, tan mal educados por el inconsciente colectivo que heredamos de generación en generación, que vivimos un sueño hipnótico que se convierte en profunda enfermedad, dramwtizando la existencia sin percibirlo, preferimos copiar e imitar antes que recuperar la luz original.  No queremos vivir sin tiempo y sin agendas de duro trabajo o de duro esfuerzo en la cabeza, sin sacrificios inútiles para mantener familias de conveniencias y regalos consumistas, sin ver que así es como el ser humano se pierde lo mejor de lo mejor de la Vida, el paraíso eterno que jamás, ¡jamás! se ha movido de ahí, puesto que es nuestro regalo.  El paraíso es lo que somos en el instante presente, no lo que imaginamos ser en el tiempo. Trae más luz en el mundo en el que vivimos todos, un instante de Presencia, que siglos y siglos de ignorancia al poder.

 

        AYUDAR:  Nadie necesita ayudas, al menos nadie debería atreverse a ayudar a vivir a la Vida. Ahí está el más grave de los problemas de la humanidad, creer que la Existencia necesita ayudas y favores para existir. Si quieres quedarte esclavo de la dualidad inconsciente, sin ver que el peor enemigo del hombre se llama "yo mismo", tómate muy en serio el concepto AYUDAR, pide y regala ayudas a la ignorancia que cree ser algo o alguien muy importante, más bien el centro del Universo. La ignorancia se disfraza de bondad, de evolucionada, de inteligente, lista, iluminada o capacitada, pero siempre es más, menos, poco o muy necesitada, siempre tiene necesidades personales. Solo pide ayudas y las ofrece la mente divorciada del Ser, que no es otra cosa que la dualidad no liberada del falso amor, al no ver lo que en verdad somos en la Unidad. Solo la ignorancia implora ayudas porque no puede realmente ayudarte, es ciega ante la Vida, está a años luz de la Luz. Todo aquel que no haya asumido consciente-mente la totalidad del ser en la Unidad, no está capacitado como cree estar para ofrecer o vender ayudas. Nadie debería ayudarte a vivir.  El concepto "ayuda" es para que no te asumas nunca consciente-mente tal como eres, porque así le estás regalando todo el poder a la ignorancia, a la máquina de pensar más peligrosa y más caótica de todas, si no se ha liberado de estupideces y metáforas. La mente dual no liberada de la inconsciencia humana es lo que más problemas crea al hombre, sobre todo si se la deja operar con el infantil e inmaduro libre albedrío, heredado de generación en generación. La ignorancia, si las cosas le salen bien se adjudica los méritos y pide aplausos, pero si le salen mal, pide ayudas y favores, se pone a temblar para que reces e implores, o salgas corriendo en busca psicólogos que están igualmente divorciados del SER, o simplemente echa balones fuera, se le da muy bien culpabilizar al mundo y a la Vida. La Vida jamás ha necesitado ayudas, es justo lo contrario precisamente. Es una irreverencia absoluta al Ser comercializar con la existencia para pedir ayudas u ofrecerles a la ignorancia que cree ser algo o alguien.  Ayudar a personas para mantenerse con el ideal estúpido de ser personas, ya es lo que más nos aleja del Ser.

 

        CORDURA: vaya concepto metafórico más genial. La inmensa mayoría de personas sigue llamando cordura a estar enfermo, a acudir a psicólogos, a trabar duro, a sufrir inútilmente, a rezar, a tener miedos organizados, a tener hipotecas y propiedades, a atiborarse de medicamentos para que la consciencia permanezca dormida parasitando el cuerpo, a implorar a un más allá una vida mejor para permanecer en el circo necio de buenos y malos,  de cielos e infiernos, siendo esclavo de uno mismo, de las propias políticas y religiones organizadas para la falsa imagen. Y llama locura a vivir enamorado de la Vida como el primer día, en lo desconocido, sin nada, completamente liberado de la propia ceguera e ignorancia ante la Vida, sin miedos a perder ni a morir. Si no vemos la incoherencia del mundo perverso y posesivo, es imposible ver lo que la cordura ES. Lo más cuerdo que puedes hacer en esta vida es vivir locamente enamorado de lo que ES, hasta recuperar la inocencia perdida del Ser, solo así puedes comprender lucidamente lo que inventa la ignorancia al poder que cree ser inteligente, para someter al ser humano a la esclavitud máxima hasta el último aliento del cuerpo. La Vida que tu Eres es lo más cuerdo e inteligente que hay, si la ves con lucidez. Hay que ir más allá de la inconsciencia humana.

 

2.    EGOÍSTA: ¿A qué llamamos egoísta? Es otro de los conceptos inventados para que la dualidad no liberada se mantenga al poder, con tal de que la ignorancia pueda reinar y comercializar con un falso poder que jamás nadie ha tenido ni tendrá. Si hay auténtico amor a la Vida, si se vive en la Unidad, sólo puedes servir al Ser impersonal, ¡siempre presente! a nada ni a nadie más has venido a servir. El mundo ilusorio te cuelga la etiqueta de egoísta para que no antepongas el bienestar y la inocencia del Ser. Así es como se mantiene sometida a la gente para que trabaje duro, solo para complacer a un mundo necio y perverso que a todos se nos mete en la cabeza, para comercializar con la existencia que ha hecho un circo necio de lo más hermoso y divino de la Vida, sólo para mantener la falsa imagen que la mente ha construido de sí. Una cosa es el egoísmo necio, ciego e ignorante que separa, excluye y divide la Vida en dos, solo para poseer beneficios personales, que te humilla e intenta hacerte sentir culpable para que le sirvas y le complazcas, y otra muy distinta es el egoísmo lúcido, sabio e inteligente para servir únicamente al Ser, puesto que lo incluye todo.

 

3.      COMPASIÓN: Hasta que uno no se incluye en la más profunda compasión, o no se abandona al Ser puro e inocente ¡siempre presente! para que se compadezca de las miserias humanas que ha creado la mente dual, no hay auténtica compasión con el prójimo. Si yo no reviso la más profunda ennfermedad y no quiero ver la propia ceguera e ignorancia ante la vida, lo que ofrezco al prójimo es más de lo mismo, más duda, más separación y exclusión, un tu separado del Yo, una falsa ayuda para complacer mi necesidad inconsciente y personal. Si el servicio que ofrezco es inconsciente, sin haber reconocido profundamente mis miserias humanas, sumo más drama, más sufrimiento, más pena, más sensiblería, más lástima, más separación y división. Al hacer imaginar a la Vida, al Ser siempre presente, que necesita ayudas, incurro en una irreverencia total delante de esa divina Eseidad. Compadecerse del prójimo es respeto absoluto por todas las decisiones de la Unidad, es despertar en sensibilidad, es ofrecer comprensión lúcida, amor, alegría y auténtica compasión. Hay que compadecerse de uno mismo para poder hablar de auténtica compasión.

 

4.    IGNORANTE: Nuestro auténtico Ser es inocente, generoso, puro y amoroso, ¡siempre!. Jamás ha cometido error ni ha sido injusto con nada ni con nadie. Todo aquel que lo ignore es un ignorante de la Vida, ha regalado todo el poder a la mente inmadura e inconsciente que lo divide todo en dos, porque intenta manipular, controlar y poseer la Existencia, pero jamás lo conseguirá. Ignorantes de la Vida somos todos cuando nos identificamos con la mente no liberada. Solo recuperando la visión puedes recuperar la inocencia perdida del Ser. La visión es el don más maravilloso de todos los dones al que puede aspirar el ser humano para la liberación de la mente y la realización del YO.

 

5.    PECADOR: ¿quién es mejor o peor que yo, que tu o que él? ¿Hay alguna persona que no haya cometido ni una sola inconsciencia o irreverencia a lo largo de la experiencia de vida? El concepto pecador es otro de los conceptos que utiliza la ignorancia al poder, para someterte a la esclavitud, al sufrimiento colectivo humano, con tal de que apoyes el drama eterno y sin fin. ¿hay una sola persona en este mundo que su mente no sea miserable?  Mientras haya exclusión, división y separación, hay mente miserable. Ni los santos son tan santos como pretenden aparentar. Si lo fuesen no te harían sentir un pecador, no te dirían yo aquí al poder y tu allá a servirme, a confesarte, a implorar y a rezarme. Sólo hay ignorancia e inconsciencia al poder disfrazada de lo que sea, o visión, comprensión lúcida. Nuestro verdadero Ser jamás ha sido un pecador, el pecado en todo caso es ignorar al Ser, para regalarle todo el poder al mundo necio de falsas bondades, de falsas santidades, de falsas libertades. Un mundo falso que quiere competir los unos con los otros, inventando buenos y malos, creyendo tener poderes especiales para negociar con la existencia solo para la falsa imagen ¿ese es el mundo que apoyamos para ser  realmente felices?.  El sentimiento de culpa es lo primero que debería desaparecer de la mente, es lo primero que debería liberarse todo ser humano, puesto que no podemos cambiar nada de nada a ningún nivel en la Existencia. Todo sucede o acontece espontáneamente en el instante presente. La Vida se vive a sí misma, siempre es lo que ya ES. Como personas estamos siendo soñadas por la Vida, en todo momento y a cada instante presente, nadie puede, pudo o podrá ser distinto, ni anticiparse o demorarse al Ser, nadie puede ser diferente a cómo ES. Toda persona es un sueño en la Unidad.  Simplemente se ve o no se ve, se acepta o se rechaza la propia invitación para asumir la totalidad del Ser en la Unidad. ¿quién tiene la culpa de ese maravilloso caos? Nadie. En todo caso la ignorancia que cree ser poderosa, santa o inteligente. Ahí está la auténtica inocencia y la auténtica humildad del Ser, comprender que la mente humana no liberada es miserable si o si, es inconsciente y posesiva, pero incluso en nuestras miserias humanas, si queremos evidenciarlas y aceptarlas profundamente para hacernos conscientes de la totalidad del Ser en la Unidad, se halla la grandeza absoluta y el Amor Incondicional del auténtico Ser. No hay nada que uno deba comprender o analizar. Tofo ya ES. No hay que echar balones fuera para no asumirse consciente-mente, tal como nos ha soñado la Vida, hasta ver con lucidez lo que NO somos, y lo que Sí somos en la Unidad.

 

6.       HUIR: Otro de los conceptos que le encanta a la ignorancia para mantenerse al poder. Un concepto que quiere mantener bien vigente: huir, para que no veas nunca que jamás puedes escapar o huir de lo que ES.  Para ser libre para siempre, con la verdad inalcanzable viviente ya en ti, solo deberías evidenciar que jamás has huido del Ser, jamás has podido anticiparte ni demorarte, aunque lo hubieses querido no habrías podido, porque el Ser siempre está empujándote en todo momento a ser íntegro y original, te está invitando a ser tal como eres, está recolocando las energías en el Centro, porque sólo debes servirle a Él, que lo incluye todo. Cuando el juez instructor necio, riguroso e ignorante que se nos mete en la cabeza, te dice que has huido porque no has cumplido con una o varias de las supuestas obligaciones o responsabilidades que la inconsciencia de la humanidad organizada dicta, simplemente es para que te des cuenta de la inmadurez y de la irrealidad de la mente imaginativa que jamás está centrada, ya que siempre rechaza lo que Es. La ignorancia al poder lo único que pretende es someterte con cualquier metáfora o concepto heredado de generación en generación, y, precisamente, uno de los conceptos que utiliza es “huir”, para hacerte imaginar que eres un irresponsable, que huyes cuando no deberías huir. Si no has podido huir nunca, siempre estás presente, la Vida siempre está presente. ¿Qué es eso de ti que te empuja en todo momento a ser como eres, si no es la Vida? Si no rompes ninguna norma preestablecida y reorganizada que únicamente sirve para someter al hombre inmaduro a la esclavitud, pasas a regalarle un extraño poder al sistema inconsciente, patriarcal, machista y podrido que excluye, divide y separa, totalmente irreverente con esa divina Eseidad, con tal de que mantengas la falsa imagen que la mente ciega e inmadura ha creado de sí, por la cual te has tomado, sufriendo inútilmente. Eso es seguir con siglos y siglos de gilipollez o sufrimiento inútil, comprando y vendiendo ayudas, aplausos y apegos inmaduros, sin ver nunca la infinita inteligencia de tu verdadero Ser, en la Unidad. Jamás has huido, en todo momento has sido impulsado por tu verdadero Ser, hasta unir en matrimonio ambas polaridades, para centrarte en lo Que Es.

 

7.       MAL, MALO, MALDAD: ¿Dónde está el mal ahora mismo, aquí mismo, siempre aquí mismo? ¿Dónde está el malo o la maldad en la Presencia del Ser?  Los conceptos: mal, malo, maldad, sólo se utilizan en lo personal o intelectual para dividir la existencia en dos, para excluir y rechazar la totalidad del Ser en la Unidad. Son los conceptos que más te dividen y más te separan de tu verdadero Ser. El mal es lo ilusorio, y lo ilusorio o imaginatigo jamás, jamás, jamás podrá vencer al bien, a lo que ES. El bien siempre, siempre está presente. El mal es darle todo el poder a la mente ilusoria e ignorante que siempre está ausente ante la Vida, a años luz del Ser, para que no veas nunca lo que en verdad eres.  Quienes sigan rezando: aléjanos del mal, amén, y se queden tan anchos, lo único que están haciendo con la simple oración, es fomentar el mal, una y otra vez, es eternizar el drama eterno de la división, el mal separado del bien; inventan el mal para no rendirse al Ser, lo inventan, lo crean y lo recrean una y otra vez, ese es el drama sin fin. Hasta que uno no se ha liberado de la mente dual con la ayuda del Ser, no puede ver con total lucidez que el mal no existe. Lo que llamamos el mal, es ausencia del bien, ausencia de Presencia-Consciente, ausencia de Luz y Amor, ausencia de inocencia y sensibilidad. No hay buenos o malos, hay ignorancia o gilipollez regalando cada día el poder a la mente dual, imaginativa o soñadora, y hay Presencia despierta, unidad, lucidez y amor a la Vida, a lo que ES.  Cuando se ha recuperado la Presencia, se acaba todo drama o toda ilusión del mal, simplemente hay lo que ES.

 

8.       MUERTE: Uno de los conceptos que más teme la ignorancia al poder, es el concepto muerte, porque la ignorancia que cree ser muy inteligente, sabe que tiene fecha de caducidad. Así se pasa toda la existencia muriendo en lugar de vivir,  porque el mismo concepto muerte, ya es muerte segura, ya te aleja de la Presencia del Ser, ya te separada de la Vida eterna. Cada muerte es una celebración para la Vida, se apagan todas las luces de la más profunda ceguera e ignorancia ante la Vida, y se enciende la luz de la eterna verdad inexpresable que no hemos dejado de ser.  No debe morir un cuerpo para resucitar o despertar en Vida. El cuerpo solo lo utilizamos para hacernos conscientes de lo que no somos, ya que jamás hemos sido un personaje con un relato en la cabeza, ni un puñado de pensamientos o emociones que vienen y van. Sólo puedo ser ahora. Únicamente yo soy el Yo Soy. Todo lo que aparentemente ya sucedió y todo lo que supuestamente deba suceder, no existe. ¿Dónde podemos hallar el personaje con todo su relato, si no es en la cabeza? Cuando miro un cuerpo solo veo un cuerpo vital, moviéndose, hablando, comunicando, caminando, pero siempre en el momento presente, no veo nadie dentro, ni puedo ver al cuerpo antes o después del instante presente. Lo que muere cuando muere un cuerpo es el falso yo, la imagen falsa que la mente dual e ignorante ha creado de sí, para intentar poseer a la Vida, al Ser que en verdad somos, pero jamás lo ha conseguido, porque no somos personajes, somos la Vida que ya es consciente de sí misma en todo momento, la única constante vital que hay, eso que siempre está presente, que jamás ha venido ni jamás se irá. Somos luz eterna, iluminando la propia oscuridad, para el despertar de la Consciencia.

 

9.     CAMINO, CRUZ O CALVARIO: ¿Dónde está el camino aquí mismo, siempre aquí mismo, en la Presencia del Ser? Somos una existencia que, por un motivo u otro, olvidó que únicamente hay UNA Existencia. Existir significa existir, ¿Quién puede, pudo o podrá mover la existencia? ¿Sabemos lo que significa existir? Vivir sin tiempo, sin relato del mal separado del bien. El tiempo es una invención de la mente humana, para someter al hombre al trabajo duro, a sacrificarse con el sudor de su frente, porque la mente inmadura solo quiere poseer, poseer y poseer el paraíso, para intentar sentirse propietario de la existencia, con lo cual el calvario o la cruz es no ver con lucidez que nadie puede, pudo o podrá mover a esta vasta inmensidad. Yo no puedo ser antes ni puedo ser después. No puedo hacer otra cosa que mirar de frente y siempre hacia adelante. ¿qué hacemos con la famosa historia interminable de guerras, guerreros y luchadores de los pasados inexistentes y cpn los fantasmagóricos futuros inciertos, que nadie sabe cómo fueron ni como serán, en la cabeza? Pues eso, si no vemos que el sueño es para el despertar de la consciencia, lo que hace el hombre es vivir crucificado con lo que aparentemente fue y con lo que nadie sabe como será, vivir con la corona de espinas que no es otra cosa que la propia ignorancia al poder. El calvario es darle el poder a un sueño hipnótico muy infantil pero muy inteligente que la Unidad sueña para despertar. Soñar una vida de príncipes y princesas para perpetuar la ignorancia que cree ser inteligente, es gilipollez al poder. Imaginando que el hombre debe luchar duro o debe controlar al Ser, es competir contra uno mismo para obtener una vida rosada. La vida es de todos los colores. Sufre quien quiere sufrir, así de claro te lo digo.   Ya sabemos todos que la Existencia no la mueve nadie, ni el falso dios que hemos inventado para solicitarle aplausos, éxitos o logros personales.  EsoQueES, no se ha movido de la presencia del Ser. Hay que estar muy ciego para no ver la Existencia tal como Es, verla sin el circo necio que a cada uno le sucede en la cabeza para no ser íntegros ni originales. No llames cruz o karma a la propia gilipollez.

 

El        EL MUNDO:  Es el concepto que más confunde al hombre. ¿Dónde está el mundo en el que vivimos todos, ahora mismo, siempre ahora mismo? El concepto mundo intenta definir una inmensidad, lo infinito, pero jamás un concepto o una imagen puede acercarte a lo que en verdad todo ser humano más anhela recuperar. El mundo que imaginas allá afuera, es un espectáculo brillante y vacío, ES, pero en realidad no ES, solo te sucede en la cabeza. Nadie conoce a esta vasta inmensidad. Un diminuto punto de vista dual, que imagina a su antojo y a su libre albedrío el mundo, que quiere enseñar y aprender a vivir a su manera, tal como le dicta el inconsciente en la cabeza, no puede hacer que el drama eterno termine, por más santidad que se autodenomine el hombre, simplemente es un punto de vista dual imaginativo e ilusorio sobre el bien y el mal, particular e intransferible, que no es de nadie, sólo lo precisa la Consciencia, puesto que lo que se ha percibido de la propia manifestación es para despertar. Hay que ser nada para ver lo que el mundo no es ES y lo que sí ES en la totalidad del Ser. No soy yo que voy aportar soluciones mágicas al mundo. El mundo en el que vivimos todos puede suceder en la existencia, con o sin mi. El mundo aparente que me sucede en la consciencia no debe cambiar para nada en absoluto. Nadie debe cambiar para encontrar la profunda paz eterna y devolvérsela al mundo. Gracias a todo y a todos la consciencia puede liberarse a sí misma de estupideces aprendidas, y puede expandirse. Todo en el mundo, es sin error ni omisión. Sólo hay ignorancia al poder que cree ser el centro del universo, o hay lucidez, Nada. Solo hay esa divina y maravillosa Eseidad. Cada uno debe hacerse consiente de sí mismo, gracias a la propia película llamada "el mundo y yo" si quiere realmente liberarse de la propia ceguera y esclavitud, pero nadie lo conseguirá si no acepta la propia invitación para rendirse al Ser. La Vida es de nadie y para nadie, jamás ha sido para usos o logros personales. Así está el teatro necio, todo el mundo con la imaginación al poder haciendo un comercio de todo, sólo para complacer a la falsa imagen que quiere ser algo o alguien. Únicamente hay Unidad, vida siendo Vida, nadie que tenga un mundo particular a su disposición ni una vida en propiedad para comercializar con la existencia. No hay múltiples vidas, sólo hay UNA. En realidad el mundo no existe. ¡Esto! es el mundo apareciendo ante ti, pero no eres lo que aparece, eres Ese al que todo se le manifiesta para hacerse consciente de la Vida. La mejor oración del mundo, para mí, ha sido: -Vida, hazme nada hasta que pueda fundirme en Ti. Haz siempre tu voluntad, no la mía.

 

         ÉXITO O FRACASO: Son dos conceptos, también muy inteligentes, para recuperar la Unidad.   Si el hombre no aprende a tratar a esos dos impostores por igual, siempre creerá que es un fracasado cuando las cosas no le salen como había pensado, soñado o idealizado. El mejor éxito del mundo mundial, es darte cuenta de la locura humana que se mantiene desde hace siglos al poder, es decepcionarte de ti mismo y del mundo aparente, para implorar la visión, puesto que recuperar la visión es esencial para recuperar la integridad del Ser en la Unidad, lo que más se anhela.

 

          PREOCUPARSE o SUFRIR. La ignorancia, de una manera muy lista, te hará sufrir o preocuparte. Es lo que aprendió y se creyó. El Ser ya se ocupa de ti y de toda la humanidad, si se lo permites. ¿qué es eso de Pre-ocuparse? Sólo el ignorante se anticipa porque no puede asumir la realidad, ni puede ver la existencia tal como Es. La lucidez lo deja todo en manos del poder que ha creado galaxias. ¿Te hará más feliz, sufrir y preocuparte por todo el mundo? Tu derecho innato es ser feliz precisamente, porque el mundo en el que vivimos todos, precisa acción con felicidad, no felicidades aburridas, efímeras y pasajeras que inaccionan al hombre preocupándose y sufriendo inutilmente. Cuando te abras a ser feliz, a recuperar tu derecho innato, sin ayudas externas, solo con la ayuda del Ser siempre presente, podrás liberarte de los inmaduros conceptos de preocuparse, sufrir y hacer sufrir inutilmente a la humanidad.

 

          META: Está bien buscar metas, está bien porque así lo quiere la Unidad, es un juego inteligente.  Pero si haces caso a la mente inmadura que ignora la Vida tal como ES, cuando consigas una meta, querrá otra, después otra más, y acto seguido otra, la cuestión es crear problemas, porque no puede hacerte realmente feliz la ignorancia que intenta poseerte, se pasa la existencia buscando metas, siempre busca para poseer y poseer, porque la ignorancia que cree ser inteligente, solo puede poseer cosas y dinero para pagar la más profunda enfermedad. Solo con imaginar que debe perder la falsa imagen que ha creado de sí, ya tiembla de miedo, prefiere seguir buscando metas, un día mejor, un más allá, porque prefiere controlar, manipularte y poseerte. La mejor meta está siempre presente, siempre presente. La Presencia del SER, que no tiene nada que ver con el tiempo, es lo más vital, reluciente, natural, saludable y fascinante que hay. Todo es nuevo y reluciente en la Presencia del Ser. Todo es un regalo inteligente y hermoso que solo se puede agradecer.

 

         DIOS: No podemos hallar a EsoQueES si no pasamos del pobre concepto dios inventado, más bien riguroso, ya que divide la vida en dos, entre buenos y malos, justos o pecadores, ángeles y demonios, o yo aquí y tu allá. Un dios que te separa y te excluye, eso no es dios, eso es un invento muy inteligente de la Unidad, para buscarse a si misma hasta encontrarse. Tenemos que ir más allá del concepto dios que la Unidad ha inventado para establecer un orden en el mundo con la Ley de los opuestos para mentes ciegas y posesivas. EsoQueEs no se ha movido de la Presencia del Ser. No hay ni que implorarle o rezarle, ni buscarle en un más allá si realmente lo queremos encontrar. Ya Es, está permanentemente ahí. Es la fuente de todas las cosas, de la cual fluye el AMOR. En realidad, somos EsoQueES, lo que la humanidad sigue buscando en un más allá, somos dioses recorriendo la propia manifestación, y lo que hacemos con la infantil creencia de ser personajes que viven divididos en dos, con una historia muy importante en el tiempo, (que por cierto no existe), es una irreverencia absoluta al Ser, es burlarnos de Él. Todo parece ser muy real, pero todo relato en la cabeza ya se sabe que es de la naturaleza de un sueño, un sueño de amor para poder despertar a través de Él.  La simple idea de ser personas ya es lo que más nos aleja del Ser.

 

       ÁNGELES, SANTOS O DEMONIOS, KARMA O REENCARNACIONES: Todos esos conceptos, inteligente-mente inventados, son para mantenernos con el mundo ilusorio dual en la cabeza, al poder, para seguir con el circo, con lo que no es. ¿Ves algo de todo eso cuando te proyectas en la naturaleza conscientemente? ¿Alguien ha visto en vivo y en directo todas esas gilipolleces, sucediendo en la existencia original y natural que se nos regala, o solo las vemos en la cabeza, cada uno distinto y a su manera? Ese es otro golpe de genialidad de la Unidad. De ahí tanta película, tanto actor para tanto teatro consumista y de ficción. Es profunda ignorancia al poder. La ignorancia jamás se rendirá al Ser, si hace falta inventará y creará lo indecible, hay que ir más allá de ella si queremos comprender con lucidez lo que ES el milagro eterno y sin fin. Siempre estamos asentados en él. La ignorancia hará lo que sea para que no puedas ver con lucidez la Vida tal como ES, sólo para no tener que reconocer que es ignorante ante la Vida, puesto que no tiene luz original. Pero el Ser puro te empuja a despertar, también hará la indecible para que lo encuentres. Cuando uno admite su más profunda ceguera e ignorancia ante la Vida, el Ser con su auténtico amor, nos concede una segunda oportunidad -de oro-, puesto que todas esas gilipolleces desaparecen para siempre.

 

10       MÁS ALLÁ. No existe el más allá. jamás ha existido. Para mí el concepto Cielo o Un más allá, es lo más genial que ha inventado la Unidad como conceptos metafóricos para mantener el orden en el mundo aparente, con tal de poder esclarecer ese fascinante misterio, ya que solo se esclarece cuando uno acepta la propia invitación para suplicar la segunda oportunidad.  Todo el mundo se busca a sí mismo, porque imagina que existe un más allá o un cielo separado de un infierno, pero al buscarse con el instinto más básico y rastrero que hay, el de posesión, se oscurece la consciencia a más no poder. Al intentar poseer lo que sea para satisfacer logros personales, el hombre lo pierde todo, pierde lo más hermoso de la Vida, pierde el paraíso eterno, lo que jamás se ha movido de ahí. La felicidad sin causa que tanto se anhela, jamás, jamás se ha movido de la Presencia del Ser, siempre está al otro lado de la falsa imagen que la mente ignorante ha creado de sí, a la que le hemos regalado todo el poder. Cuando lo ves, sólo se le puede aplaudir a la Unidad. No eres la mente ignorante, ni un puñado de pensamientos que vienen y van, eres la Luz de la Presencia eterna que lo ve todo, que cruza la propia oscuridad creyendo ser algo o alguien. Quienes tengan un corazón noble, la Unidad puede compadecerse de ellos, puede romper en mil pedazos la caja de cristal donde se guarda la ignorancia más profunda que divide la Vida en dos, hasta devolverles el derecho innato, la visión. La Vida solo puede expandirse y florescer gracias a los corazones puros, inocentes y nobles. 

 

Podría nombrar un sinfín de conceptos inventados para someter al hombre inmaduro a la más profunda esclavitud, puesto que los conceptos y las palabras que no nazcan de la raíz del Ser, es lo más abstracto de la Vida, sólo inducen a imaginar, a sufrir y a hacer sufrir inútilmente. Cuando se ha recuperado la visión y se vive en el milagro sin fin, se acaba el drama de la humanidad, ves con lucidez que el mundo conceptual solo es un juego inteligente de Luz y Amor al qye jugamos para el despertar la consciencia, porque la mayoría de conceptos no pueden ni tenerse en pie, no pasan del boca en boca o de la voz populista, no pueden ni brillar cuando hay visión o luz original. El Silencio eterno inherente a todos, del cual emergen las más brillantes de las palabras, lo esclarece todo, no hay ni que preguntar, todas las respuestas a nuestras preguntas, dudas e incógnitas, ya están escritas mucho antes de que las podamos formular. Cuando el despertar se ha consumado, únicamente ha desaparecido el instinto de posesión, no le ha sucedido a nadie, porque no hay nunca nadie que tenga o viva una vida en propiedad.

 

Jajaja, cuando lo ves es para partirse de risa. Cada uno es el UNO. Todo y todos es un auto-recordatorio, siempre nos estamos relacionando con nosotros mismos. Todo y todos te están apoyando en tu despertar inteligente e intransferible. El despertar jamás puede ser grupal, siempre es íntimo e intransferible. Todo es aparente excepto la Presencia del Ser. El tiempo y la historia no existe. Todo lo que se mueve y cambia dentro del tiempo es de la naturaleza de un sueño. La única constante que hay es VIDA, el Silencio inteligente, sabio e innato, inherente a todo y a todos. Si lo ves con lucidez, cuando te sientas preparado, ábrete a la posibilidad de recuperar la felicidad sin causa que no se ha movido de la Presencia del Ser, puedes dejar de sufrir inútilmente, es lo más inteligente para uno mismo y para el mundo. Rendirse al Ser ¡siempre presente! para implorarle la segunda oportunidad, es lo más divino, inteligente y maravilloso que harás para el mundo en el que vivimos todos, simplemente pídele que te libere de la propia ilusión y esclavitud, porque lo más brillante de la Existencia, si no vives liberado, te lo estás perdiendo. Encuentra la verdad inalcanzable viviente ya en ti, ESO que ES, porque sólo LoQueES te hará libre para siempre. Sólo has venido a servir al Ser, a nada, ni a nadie más. La Vida es para gozar de la experiencia, con la hermosa aventura de vivir un día cada día en lo desconocido, nadie sabe lo que sucederá dentro de cinco minutos. La Vida es salvaje pero jamás incurre en error. No debería hacerse un circo tan necio para sufrir y hacer sufrir al personal, la mente inmadura no lo ve así por eso debe madurar. Así ES, y así ha sido siempre para que el hombre pueda despertar y pueda aceptar gozosamente lo que ES. Yo ya no necesito lo más cómodo y conocido, el mismo drama de siempre, adoro el amor y la sensibilidad del Ser puro infinito, lo que desprende cada cosa y cada ser en lo desconocido. 

 

En realidad, lo conocido, ordenado, organizado y preestablecido para usos personales, sólo es estar informado, es acumular información basura para el intelecto posesivo con tal de mantener la dualidad al poder, es muerte total;  en cambio lo desconocido, lo más vital,  sabio y esencial de la impersonalidad de la Existencia, es recuperar la luz original en la Unidad, es Vida, Vida, Vida. ¡Una maravilla!

 

Para ser libre, únicamente debes re-ligarte con el Ser, sin ayudas externas, con lo que Es, todo lo demás, ya sucede sin lucha ni sudor. Todo ya es un regalo, solo debes estar abierto a verlo. Eres la Vida, Presencia  consciente de si misma que permite que la Existencia sea como ES, para nada eres la persona por la cual te has tomado que vive con miedos absurdos. La aparente historia en el tiempo no existe. Estas a un solo instante de tu eternidad e inmensidad. Solo abre los ojos y no te dejes enredar ni persuadir por un mundo dual y necio ante la Vida que solo sucede en la cabeza. Cada uno ya tiene su propia invitación, simplemente acepta la tuya, no debes aceptar la de nadie más, hazlo cuando te sientas preparado, ya que jamás te arrepentirás si hay auténtica entrega y fidelidad al Ser.

 

¡¡¡Gracias!!