Existencia.

 

Existir significa Existir. Ser significa Ser. Si esto es visto más allá de la mente hipnótica por la cual nos tomamos, sabremos comprender que la Existencia no la mueve ni Dios, precisamente porque LoQueES, Eso que la humanidad llama Dios, YA ES en la Presencia del Ser, YA ES, más allá de cualquier personaje, tiempo, forma, enseñanza, tradición, metáfora, evolución o lugar.

 

El personaje anna serrat, por más que la mente hipnótica por la cual me tomé, quisiera hacerlo existir, no existe, ni ha existido, ni existirá, sólo es un nombre, un sueño de amor de la Vida que yo Soy, un sueño que me ha servido para el despertar de la Consciencia, nada más. Yo no soy lo que fui ni yo soy lo que seré, Yo soy ahora, sin más. Cuando la consciencia ha despertado te das cuenta que no hay nadie, nunca ha habido un algo o un alguien metido dentro de un cuerpo, sólo hay Vida inteligente siendo vida, tal como ahora mismo se ve. Todo es un auto-recordatorio, simplemente se ve o no se ve, que sólo hay Vida inteligente siendo vida.

 

Con la visión natural de ver las cosas, tal como son, con la visión de LoQueES, te das cuenta que ni siquiera soy la Existencia, no soy los sucesos, nos soy los pensamientos ni los miedos que vienen y van, no soy los recuerdos, los sueños, las emociones, ni la experiencia, Yo soy la Presencia del Ser al que todo le sucede, que todo lo ve, la Presencia absoluta que permite que la Existencia sea exactamente tal como ES.

 

Nos convertimos en hombre y mujeres de negocios muy importantes para intentar negociar con la Existencia, para obtener beneficios personales, inventamos el tiempo futuro y pasado una y otra vez, sin darnos cuenta que nadie ha podido mover ni podrá cambiar el curso natural de la Existencia, el movimiento espontáneo de la impersonalidad del Ser. La Existencia ES sin más, sin tiempo.

 

Quien no quiera, no pueda o no se atreva a aceptar la propia invitación ¡siempre presente! para ver la hipnosis personal, al que le tiene sometido su mente, no es responsabilidad ni culpabilidad de nadie, simplemente así es. Cada personaje, simplemente es un sueño de amor de la Vida que cada uno ES. No podemos cambiar nada, no hay elección a ningún nivel, simplemente se acepta o no se acepta la propia invitación para asumir la totalidad del Ser en la Unidad. Cada uno ya es la Vida, el Ser Uno, la máxima realidad.

 

La Vida es todo lo desconocido y todo lo conocido, no tiene porque tener ningún sentido o propósito personal, así que puede adoptar la forma de egoísta, recalcitrante, repelente, ordinaria y extraordinaria, es todo lo que ES y es todo lo que no ES, puede adoptar todas las formas de vida que hay, todas las caricaturas y todas las miserias humanas, puede mostrarse en forma de pensamientos, emociones, metáforas, miedos, historias, imágenes, personajes, palabras, escenarios y decorados, etc. etc. Todo es, únicamente, para el despertar de la Consciencia, para ver que no hay nada que uno deba comprender para Ser lo que ya ES, porque cada uno es la totalidad del Ser en la Unidad.

 

La inmensa mayoría de seres humanos ignoran que están siendo vividos por la Vida a la perfección, lo ignoran porque por amor, por inocencia, han regalado todo el poder a la mente hipnótica que les mantiene divididos e hipnotizado hasta el último aliento del organismo corporal, hasta el último aliento de la herramienta que utilizamos para cruzar la propia oscuridad.

 

Uno se convierte en el centro del Universo cuando la mente hipnótica posee la propia experiencia porque se ha creído todo lo que le han contado, todo lo que ha estudiado y todo lo que se ha informado. NO hace falta ir por ahí con el egoísmo necio a todas partes cuando se ve,  pero si con el egoísmo sabio de saber que nadie sabe nada de la vasta inmensidad del Ser, nadie sabe nada de lo desconocido del Ser, de lo que puede suceder dentro de un instante, porque nunca hay nadie, solo hay Vida inteligente siendo vida, nada de nada que uno pueda hacer para cambiar el drama eterno de la humanidad, el drama de crear separación y división con tal de no asumir la visión natural de LoQueEs. Ya estamos todos asentados en la gracia permanente del Ser, ya estamos siendo vividos a la perfección en el milagro din fin, en el siempre aquí, en el siempre ahora, en el siempre hoy.

 

Existir significa Existir. Ser significa Ser aquí y ahora. No puedo ser antes, no puedo ser después. No puedo anticiparme ni puedo demorarme al Ser, a lo que ES. Yo no tengo una existencia en propiedad, ni soy una vida personal por la que deba luchar, sufrir o morir, yo soy la Vida, la eternidad.

 

Mi función no es agradar ni es desagradar a nadie, tampoco es tener, poseer o retener, mi función es Ser lo que yo Soy.