¿Es verdad que unos nacen con estrella y otros se estrellan contra todo?  Preguntar esta tontería es no ver lo iluso que es el ego cuando formula preguntas como estas, es no ver que el ego ilusorio siempre intenta separarte y dividir la Existencia en dos, para que no veas nunca la Unidad a través de cada cosa y de cada ser. Preguntar tonterías como esta, hace que las respuestas sean inútiles para saber vivir una existencia liberada, así es como se vive ignorando el Amor absoluto, lo más hermoso y grandioso de ti. Adorar el ego ilusorio es vivir ciego y sordo ante la evidencia, porque no existen los unos y los otros, no existe un tu allí o un yo aquí, o un él allá, sólo hay Vida inteligente siendo Vida, Vida que permanece, Vida Presente que ya nos sucede magistralmente, a la perfección.

 

Vivir con la dualidad y la separación que inventa el ego ilusorio, es vivir con la mentira en la cabeza, es como si un pétalo de una flor creyese que es mejor o  es peor que cualquier otro pétalo de la misma flor, o simplemente creyese que no es la flor.

 

 

¿Qué debo hacer para recuperar la visión de EsoQueES? Nada, precisamente no debes hacer nada, ni debe cambiar nada, no debes andar buscando milagros ni algo mejor que lo que ya ES para ser distinto, no debes buscar algo más divino fuera de ti, más hermoso o más sagrado que lo que ES, no debes esforzarte para nada ni por nadie, ni debes ganarte una vida en propiedad para ser distinto, no debes seguir imitando, copiando o plagiando a un mundo necio imaginativo, totalmente conceptual, enfermo y dual. No, no debes regalarle el poder a nadie, y menos al ego iluso que solo vive para las falsas apariencias o para la buena reputación, porque lo único que sabe hacer cualquier ego necio no liberado, es divorciarse del Ser, es crear drama, día sí o día también, inventando distancias, separación, división, fronteras, dioses y banderas, para después rezar inútilmente para encontrar fórmulas mágicas con tal de recrearse en sus propias fantasías.  Un ego que sigue imitando para encontrar ídolos, santos o dioses falsos, para encontrar metas inalcanzables o supuestos cielos, te hace creer que si cambias lo conseguirás, y es totalmente al revés. Lo único que debe cambiar es no querer ser distinto, no querer ser otro, no querer aparentar, no querer adorar la falsa imagen que el ego ha creado de sí.  Sólo hay que ir más allá del ego ilusorio, y únicamente esperar que te suceda la visión, la observación plena, para ver al ego iluso tal como se comporta ante la evidencia. Únicamente encuentra tu sabiduría innata del no saber, para vivir con amor, más allá del ego ilusorio, simplemente acepta la realidad, lo que ES, porque sólo lo que ES, te lo devolverá todo, te devolverá la integridad o tu auténtica naturaleza original. El ego no observado, es como un niño mal criado, como no puede ver la propia ignorancia, inventa y reinventa el juego inteligente del tiempo y la separación, una y otra vez, se recrea en la propia ilusión para que no veas nunca que su historia interminable es un drama que no tiene fin, no lo tiene porque no existe, simplemente es tu sueño de amor. El final feliz es liberarte del ego iluso, hasta recuperar la visión para fundirte con tu auténtico amor, con el AMOR que jamás, jamás, se ha movido ni un solo instante de la Presencia de tu verdadero Ser, jamás se ha ausentado. El Amor siempre acoge y ama toda la manifestación, siempre se halla en lo que ES.

 

Yo no debo ser distinta a como yo soy, por nada ni por nadie, ni debo cambiar por nada ni por nadie, no debo hacer nada para ganarme una vida en propiedad, porque yo soy, al igual que tu eres, al igual que él es, desde siempre y para siempre la Vida. La Nada y el Todo.

 

Sólo hay que adorar a la Vida, porque la Vida es la máxima felicidad, la máxima inteligencia y constante que hay. El que adora el ego iluso es un infeliz. La verdad inalcanzable ya es lo que somos, más allá del ego iluso que te separa o lo divide todo en dos. La lucidez, la luz más radical, más brillante y natural, la Luz siempre presente, es lo que buscas porque es lo que ERES, pero sólo la hallarás si te abres de para en par a dejarte vivir sin miedos, simplemente abriéndote a lo que ES.

 

Unos aparentes seres humanos adoran el drama eterno del ego, el de crear tiempo, metáforas, fantasías, separación y división, y otros aparentes seres humanos adoran el milagro sin fin de la Unidad en el que estamos todos asentados, día sí y día también, si a eso se le llama vivir con estrella o estrellarse contra todo, podría ser la respuesta correcta a la pregunta que se formula al principio, pero ni una sola de las respuestas, ni una sola de las preguntas puede superar lo insuperable, nada ni nadie podrá revelarte la verdad inalcanzable, porque todo YA ES la verdad inalcanzable. 

 

La última comprensión es comprender que no hay nada que uno deba comprender. La Vida no tiene ningún sentido ni inventa ningún propósito, no lo necesita, lo único es VIVIR sin más, fluir sin más, gozando del paraíso eterno que se nos regala a todos.

 

¡¡Gracias!!