Todo es un auto recordatorio

Sólo la Vida, que ya está liberada de todo, que ya está despierta, que está siempre aquí presente, que no debe labrarse ningún destino, puede borrar esa linea imaginaria del bien y del mal. Hay que rendirse y quedarse sin nada si queremos que la Vida nos suceda felizmente, hay que quedarse vacío de ideas y creencias preconcebidas, libre de todo juicio y de todo prejuicio, sólo así se nos brinda la oportunidad de poder regresar a la fuente, al auténtico paraíso eterno. Es nuestro derecho innato recuperar lo que en algún momento se nos olvidó, la felicidad sin causa siempre presente.

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre ahí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

Duda de todo y de todos, menos de ti, porque tu eres Eso que tanto has andado buscando.