Encuentra la verdad viviente en ti.

La Vida, la única constante o Verdad que hay, a veces, debe hablarnos con contundencia, son momentos de dejar de buscarla en el más allá o en el pasado, porqué desde siempre y para siempre, la verdad  Es Presencia, siempre está presente.  La verdad es justa y amorosa con todos los corazones nobles, con aquellos que han hecho de todo para encontrarla, con aquellos que no han hecho otra cosa que perseguirla, a pesar de todo mal, con aquellos que, a pesar de todas las dificultades con las que se han encontrado y han experimentado, lo han dejado todo y se han rendido a Ella; sin embargo, debe ser implacable, severa y a veces despiadada con aquellos que prefieren ignorarla, con los que la ignoran cada día porque prefieren seguir atados al circo de la falsedad humana, con los que quieren comercializar con Ella. La verdad está mucho más allá del bien y del mal, mucho más allá de todas nuestras palabras, pero es a través de las palabras que nos revela o nos regala, cuando podemos ver y comprender más allá de la mente humana, ya que de eso se trata, de recuperar el auténtico regalo, la sabiduría innata, el don de ver, intuir y comprender, más allá de lo intelectual.  La verdad hay que dejar de buscarla en lo conocido, en lo que nos han dicho y nosotros hemos creído, hay que dejar de buscarla fuera de uno mismo, porque lo que todo ser humano busca, desde siempre y para siempre está delante, detrás, arriba, abajo, dentro y fuera de cada uno, en todas partes. La verdad es indefinible, absolutamente liberada, infinita y silenciosa, totalmente incondicional con todas sus criaturas, es inalcanzable, pero sólo cuando dejamos de buscarla o de implorar algo mejor que lo que Es, se nos revela de manera íntima e intransferible.

 

Aquí quedan algunas de las palabras escritas, con otros nombres, desde esa única inteligencia o única verdad que hay, la Vida. 

 

________

 

Porque yo os digo la verdad, con la verdad, ¿no me creéis? 

Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. 

Jesús.

 

Si no puedes hallar la verdad donde estás, ¿dónde esperas encontrarla? La verdad no se halla muy lejos; es siempre presente. No es algo que haya que alcanzarse porque ni uno solo de tus pasos te aleja de ella.

Dogen.

 

Aquellos que no han trabajado hacia la verdad, han perdido el propósito de vivir.

 

Nunca temas lo que será de ti, no dependas de nadie. Eres libre sólo en el momento en que rechazas toda ayuda.

 

Es ridículo pensar que alguien más pueda hacerte feliz o infeliz.

 

Si no encuentras a nadie que te apoye en el camino espiritual, camina solo. No hay compañerismo con el inmaduro.

 

Antes que vivir con egoístas, vanidosos, pendencieros y obstinados, el hombre ha de caminar solo.

 

El verdadero amor nace de la comprensión.

 

Todo el secreto de la vida se resume en vivirla sin miedo.

 

No hay camino hacia la felicidad. La felicidad es el camino.

Buda.

 

No seas fiel a tu mente para poder serle fiel a Aquello que Es.

Mira Pagal.

 

El hombre es infeliz porque desconoce que es feliz. Sólo por eso. ¡Eso es todo, eso es todo! Cualquiera que lo descubra será feliz instantáneamente, ahora mismo.

Fyodor Dostoyevskky.

 

-En el universo, todo lo que aparezca ante usted se debe únicamente a esa gran Luz que habita en su interior.

Ananda Mayi Ma.

 

Bienaventurados los que saben que detrás de todos los lenguajes, se halla la verdad Inexpresable.

Rainer M. Rilke.

 

No conozco un valor mayor que el necesario para mirar, con la verdad, dentro de uno mismo.

Osho.

 

Mejor es morir de una vez por todas que estar siempre temiendo a la vida.

Esopo.

 

Sólo dos cosas son infinitas: el universo y la estupidez humana, y no estoy totalmente seguro de la primera. 

Albert Einstein.

 

No creas que posees la verdad, porque creyendo esto ya la pierdes de vista, ni tampoco creas que puedas aprenderla, analizarla, enseñarla o retenerla, porque ese ideal es el que más te aleja de Ella. La verdad se revela a sí misma, constantemente, no hace falta ni rezar o implorar nada para obtener algo más maravilloso que lo que Es, nada debe hacerse para alcanzarla, porque siempre estás en Ella, siempre Es y está donde tu estás. La verdad es impersonal. Todo Es un auto recordatorio para la realización del auténtico Yo Soy.

 

En realidad, no hay una cosa llamada verdad y otra cosa llamada mentira, hay siempre la maravilla eterna de lo que Es.

anna

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre aquí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

 Puedes estar absolutamente seguro de que la Verdad nadie la tiene, ni nadie la puede enseñar, poseer o retener. Se revela a sí misma, constantemente.