Cuida de ti

 

Cuida de ti

 

Si tu no te amas ¿Quién te ama?

Si tu no te cuidas ¿Quién te cuida?

Si tu no te sabes ¿Quién te sabe?

Si tu no intuyes ¿Quién o qué intuye por ti?

Si tú no te ves ¿Quién te ve?

Si tu no te escuchas, ¿Quién te escucha?

Si tu no sientes ¿Quién o qué siente por y para ti?

Si tu no amas tus supuestas imperfecciones o manías,

¿Quien verá por ti la perfección de la Vida sucediendo a través de ti?

En la pequeñez del personaje se halla la grandiosidad del Ser Puro.

 

Arriésgate a ser tú, a más no poder, 

fluye con el Ser, fúndete con Él, fluye siendo Vida, sin más.

Arriésgate a cuidar de ti, arriesga a que no te ayuden,

Arriésgate a amarte a más no poder,

sin importarte el como, el cuando, el para qué o el para quien.

Arriésgate a saber de ti todo lo que puedas.

Arriésgate a que te suceda la observación plena, sin miedo.

 

Cuando te sientas preparado, atrévete a que “tu mundo” se evapore.

Descubre lo que significa ser bueno y lo que significa ser malo en el mundo.

Deshazte de esa línea imaginaria que tú mismo pintaste o implantaste,

El bien no puede triunfar ni prevalecer sin el mal.

La ilusión del mal no tiene poder, si tú no se los das.  

 

Disponte a ver el final feliz de tu divina obra llamada "el mundo y yo".

Tramita la desaparición del personaje soñado por la Vida que vive en ti,

expresa verdad, con la Verdad, di lo que Eres y sientes,

no te temas más, sé fiel al corazón noble, sé fiel al Ser.

Libérate de la culpa y de las falsas bondades y verdades,

libérate de las tantas y tantas hipocresías que ese tal mundo te regaló

libérate de enseñanzas caducas, machistas y patriarcales.

Libérate de los autodenominados maestros e iluminados,

¿qué hay más iluminado que este instante vivo?

¿Qué hay que sea más maestro o más santo que la Vida? 

¿Qué pecado hay aquí, qué error hay aquí, en el siempre aquí?

Míralo todo como un sueño y sal de él.

 

Arriesga todo, pierde todo si hace falta, no vas a perder nada,

¿Qué puedes perder, si todo sucede a través de ti, si todo eres tu?

Eres Vida, nadie tiene o dispone de una vida para ti. ¡Eres VIDA!

La falsedad del personaje impide que veas tu grandiosidad.

 

Ofrecer tu mejor sonrisa a quienes no se lo merecen,

amar a quienes no te han amado ¡nunca!, ¿de qué te sirve?

No sueñes con conocerte mañana, sé y conoce ahora lo que ya Eres,

no sueñes con un amor idealizado, sé el amor incondicional. 

 

 Si tú no te ves, impides que los demás te conozcan tal como eres.

¿de qué te sirve ser más bueno o más santo, si no puedes ser feliz?

¿para impresionar, para el que dirán o para que se siga abusando de ti?

Tu derecho innato es vivir en paz y ser feliz, y la paz y la felicidad están presentes, jamás ausentes.

.

No has nacido para impresionar a nadie,

Ni estás aquí para salvar a nadie, el mundo está a salvo en el  lugar de siempre. 

No vives para ayudar a nadie, la ayuda hace que no veas que nadie la necesita.

No existes para cuidar de nadie, la Vida sabe cuidarse perfectamente bien.

No estás para resolver problemas de nadie, la Vida no tiene problemas.

¿Quién tiene los problemas si te fundes con la Vida? Nadie.

El personaje no existe, no existió, ni existirá, eres Vida, únicamente vida.

Sólo ve problemas el personaje soñado por el cual te has tomado.

Recuperar la lucidez y la felicidad sin causa es tu derecho natural.

El Poder Superior ya cuida de todas sus criaturas,

déjalo todo en manos del poder Superior.

Lo que deba suceder sucederá igual, sin ti, sin mí y sin él.

 

Cuida de ti con la Vida, sálvate tú, ayúdate y quédate a la vera de la Vida,

no te anticipes ni te demores, vive sabiendo que la Vida fluye en ti,

experimenta sabiendo ciegamente que la Vida es sabia.

Todo lo que puedas hacer por y para ti, el mundo te lo agradecerá.

 

....prepárate a temblar, a sentir de todo en tu desierto particular,

esa aventura del no saber hace temblar,

pero es lo único que te liberará de la falsedad humana,

no temas al recelo, al odio, al resentimiento, a la duda, a la ira o al rencor…

todos esos sentimientos son impostores y embaucadores,

son de nadie y para nadie, no personalices la existencia, es impersonal.

Atrévete a sentir de todo, porque sólo reconociendo tu totalidad,

sabrás  lo que es estar vivo, lo que es vivir, amar y brillar,

sólo cuidando del Ser,  podrás tocar el paraíso y la felicidad.

 

Cuida de ti, día sí y día también, sé Vida, sé fiel al corazón,

sé una Luz para ti, sé el Amor viviente en ti. Sé Presencia.

Sólo la Presencia fulmina toda ilusión del mal, toda tiniebla y toda falsedad.

 

Nada ni nadie tiene poder sobre ti, si tú no se lo das,

es más, la vida no es cuestión de poder, esclavitud o infelicidad,

es cosa de lucidez, libertad plena y  felicidad.

Cuida de ti y podrás liberarte de la película infantil  llamada "mi vida" 

para siempre, porque sólo hay Vida, nadie que tenga o viva una vida.

Todo relato es lo que más te aleja de tu verdadero hogar,

todo sueño te separa de la paz y de la felicidad sin causa.

La Vida siempre está presente, siempre presente.

 

¡Cuida de ti hasta fundirte con la Vida!

 

 

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte, la Luz y el Amor de la Vida, están siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.