Cuida de ti

 

Cuida de ti

 

Si tu no te amas ¿Quién te amará?

Si tu no te cuidas ¿Quién te cuidará?

Si tu no te sabes ¿Quién te sabrá?

Si tú no te ves ¿Quién te verá?

Si tu no te escuchas, ¿Quién te escuchará?

 

Arriésgate a ser tú,

Arriésgate a cuidar de ti,

Arriésgate a amarte hasta las trancas.

Arriésgate a saber de ti todo lo que puedas.

Arriésgate a que te suceda la observación, sin miedo.

 

Cuando te sientas preparado, atrévete a que “tu mundo” se evapore.

Descubre lo que significa ser bueno y lo que significa ser malo.

Deshazte de esa línea imaginaria que tú mismo implantaste,

El bien no puede triunfar ni prevalecer sin el mal.

La ilusión del mal no tiene poder, si tú no se los das.  

 

Disponte a ver el final feliz de tu divina comedia.

Tramita la desaparición del personaje,

expresa verdad, sobre todo lo que sientes,

no te temas más. Sé fiel a tu corazón, sé fiel al Ser.

Libérate de la culpa y de las falsas verdades

libérate de enseñanzas caducas y patriarcales.

Libérate de los falsos maestros iluminados,

¿qué hay más iluminado que este instante vivo? 

 

Arriesga todo, pierde todo si hace falta, no vas a perder nada,

¿Qué puedes perder, si todo sucede a través de ti? Siempre aquí.

La falsedad del personaje impide que veas tu grandiosidad.

 

Ofrecer tu mejor sonrisa a quienes no se lo merecen,

amar a quienes no te han amado ¡nunca!,

hace que no puedas conocerte, que no puedas verte,

hace que no puedas sentir el amor incondicional. 

 

 Si no te observas, impides que los demás te conozcan tal como eres.

¿de qué te sirve ser más bueno o más santo, si no puedes ser feliz?

¿para impresionar, para el que dirán o para que se siga abusando de ti?

Tu derecho innato es vivir en paz, es ser feliz.

No has nacido para impresionar a nadie,

Ni para salvar a nadie

ni para ayudar a nadie,

ni para cuidar de nadie.

Ni para resolver problemas de nadie.

Recuperar la lucidez y la felicidad es tu elección natural.

El Poder Superior ya cuida de todas sus criaturas,

déjalo todo en manos del poder Superior,

lo que deba suceder sucederá igual, sin ti, sin mí y sin él.

 

Cuida de ti, sálvate tú, ayúdate a ti, estando a la vera de la Vida,

no te anticipes ni te demores, vive sabiendo que la Vida fluye en ti.

Todo lo que puedas hacer por ti, el mundo te lo agradecerá.

 

....prepárate a temblar, a sentir de todo en tu desierto momentáneo,

no temas al recelo, al odio, al resentimiento, a la duda, a la ira o al rencor…

todos esos sentimientos son de nadie, no personalices la existencia.

Atrévete a sentir de todo, porque sólo reconociendo tu totalidad,

sabrás  lo que es estar vivo, lo que es vivir, amar de verdad y brillar,

sólo cuidando de ti,  podrás tocar el paraíso y la felicidad.

 

Cuidando de ti, día sí y día también, vas alejándote de la ilusión del mal,

nada ni nadie tiene poder sobre ti, si tú no se lo das,

es más, la vida no es cuestión de poder, sino de lucidez.

Cuida de ti y podrás liberarte de la película nefasta 

de "tu vida" llamada "el mundo y yo" para siempre,

porque todo relato es lo que más te aleja de tu verdadero hogar,

de la paz y de la felicidad sin causa siempre presente en ti.

 

¡Cuida de ti!

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre ahí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

Duda de todo y de todos, menos de ti, porque tu eres Eso que tanto has andado buscando.