Ábrete a la Vida

Abre los ojos,

Abre la escucha,

Abre el corazón,

Abre la mente,

 

Mantén los ojos bien abiertos, observa.

Mantén la escucha abierta, percibe.

Mantén el corazón abierto, siente.

Mantén la mente abierta, comprende.

 

Observar, percibir, sentir y comprender

son los dones más divinos y sagrados

que nos ofrece la Vida,

sin pedir nada a cambio.

 

Es de agradecer la simplicidad de la Vida,

 escuchar, ver, sentir y comprender es simple,

es muy simple si nos mantenemos abiertos,

 si no nos alejamos del instante presente.

 

¡Todo sucede a través de ti!

Tú eres Ese que todo lo ve

que todo lo escucha, que todo lo siente.

Tu verdadero Ser es como una roca

todo se mueve y cambia en ti,

sin que te hayas movido de ahí,

de la Presencia eterna del Ser. 

 

Respira y agradece,

siente y agradece,

percibe y agradece,

observa y agradece.....

comprende que nada sucedería

sin tu Luz y sin tu Amor.

 

 

Si estás aquí es por algo, simplemente relájate y observa sin expectativas, porque el Arte o el Amor de la Vida, está aquí, siempre ahí, siempre donde tu estás. Ábrete a la lucidez.

 

Duda de todo y de todos, menos de ti, porque tu eres Eso que tanto has andado buscando.