El Amor

El Amor

 

Todos somos el Amor Absoluto de nuestra Vida.

Todos amamos incluso cuando hay que temblar, llorar o gritar.

Y a todos se nos ama igual con todo, sea con lo bueno, sea con lo malo.

Eres hijo del Amor, igual que yo, igual que él, igual que todo.

 

¿Por qué buscas el Amor fuera de ti?

El Amor no es un concepto, ni es una emoción, ni un sentimiento

no es una cosa buena ni una cosa mala, no es una relación,

no puede ser definido ni poseído por nadie porque es todo.

El Amor no se puede explicar, no puede ser contado o compartido.

El Amor es constante y lo ama todo, no excluye nada de nada,

habita en el centro de tu Ser, no habría existencia sin el Amor.

 

No te confundas más, tú no eres un personaje condicionado,

no eres como el mundo te enseñó a amar y tú te lo creíste,

Tú eres Amor Incondicional.

¿Te acuerdas en la niñez? Lo poco que te importaban los géneros,

las razas, las políticas, las religiones, las tradiciones y las diferencias.

El problema es que nadie te supo amar incondicionalmente,

cada uno ya tenía pintada su línea imaginaria del bien y del mal,

así fuiste pintando la tuya, absolutamente distinta a todas las demás.

Pero resulta que esa línea imaginaria es la que has precisado

para poder amar a ese mundo soñado por ti, nadie más la tiene pintada como tu,

y nadie más podrá ser como eres tú. Eres único e irrepetible,

todo de ti es perfecto y adecuado para poder recuperar la integridad.

Sólo el Amor que se vive a través de ti puede borrar esa línea imaginaria.

 

Ya no eres aquel niño, ni aquel joven que fuiste,

por suerte la apariencia es cambiante,

pero el amor y la alegría infinita que sentiste en la niñez no te ha abandonado,

aunque creas que sí. Tú eres Amor Incondicional en acción.

El Amor no excluye, incluye siempre, tanto los éxitos como los fracasos,

tanto el dolor como la alegría, tanto la maldad como la bondad.

El Amor acoge todos los cambios, todas las crisis y todos los vaivenes.

El Amor es mucho más sublime y maravilloso de lo que imaginamos,

estamos continuamente siendo conducidos y abrazados por él.

 

No es lo que decimos del amor lo que nos hace más o menos amorosos,

ni es lo que sentimos o hacemos lo que nos separa o nos confunde,

lo único que impide que veamos que todo es amado a cada instante,

es nuestra mente humana que divide y fracciona la Vida en dos. 

El Amor está siempre presente, siempre nos abriga y nos abraza.

 

Tu Amor nunca ha venido de fuera y nunca se irá a otro lugar.

Tu Amor Absoluto está siempre ahí, siempre ahí.

Nada ni nadie puede separarte del Amor absoluto,

es imposible separarte ni un segundo, sin Él no puedes existir ni ser.

 

Si te duele el corazón de tanto amar, no busques más fuera de ti,

no necesitas un amor condicionado o necesitado tal como el mundo necesita,

olvidaste que Eres Amor a la Vida, Ese que ama al mundo de su imaginación,

y por amor a la Vida estás ahí, recordando que puedes ser tal como eres.

No debes cambiar, sé así, fluye siendo tal como Eres. Sé íntegro sin temor.

¿Qué seria la Vida sin tu Amor? Nada.

 

Hay en ti un espacio inalterable donde el Amor fluye constantemente,

en ese espacio reposan todos tus amigos, tus enemigos, tus parejas,

ex parejas, conocidos, relaciones de trabajo, hijos, padres, políticas, culturas,

todo lo bueno y todo lo malo,  todo lo que viene y todo lo que se va,

en ese espacio que puedes sentir ahora mismo, que sólo tú conoces,

 ¿puedes ver que tu eres el Amor que no se ha movido de ahí?

¿Quién es Ese siempre Presente, que lo ve todo, que lo acoge todo,

aun no queriendo, aun no sabiendo, aun no pudiendo?

 

Tanto si te han maltratado como si lo has hecho tú, en ese espacio sagrado todo es perdonado, todo es abrazado ahora mismo, porque ahí mismo, en la Presencia misma del Ser, más allá de la mente, puedes sentir el abrazo eterno del Amor. Lo absoluto lo abraza todo y está eternamente presente, siempre ahí, en ti, incluso cuando no lo ves, incluso cuando no lo notas, incluso cuando lo imploras, incluso cuando te gritan y no puedes soportarlo, incluso cuando no puedes más, cuando más te deprimes….. el Amor te da Vida y te da fuerzas para volver a empezar cada día, ni la muerte puede acabar con ese Amor eterno.

 

 El Amor no lo encontrarás allá o en el más allá, y mucho menos en el pasado, es silencioso eso sí, pero se hace notar más que cualquier otra cosa, y tú lo sabes cuándo te enamoras, porque el Amor es lo que tú Eres, no lo que imaginas ser. El Amor existe más que cualquier otra cosa, precisamente ama a ese personaje que viaja en el tiempo y que se mueve por una historia en la cabeza. El  amor no es lo que fuiste ni lo que serás, el amor está siempre vivo y presente. Cuando te golpea fuerte, no lo hace con intención de hacerte daño ni para hacerte sufrir, lo hace para que veas otra posibilidad de vivir en paz. Simplemente respira y siente su abrazo porque cuando te sabes amado a cada instante, cuando sabes que el Amor está ahí, siempre ahí, cuando ves que eres tú, ¿me puedes decir qué o quién puede sacarte del Amor?  No lo pierdas de vista, recuerda que a los demás les sucede exactamente igual que a ti, olvidaron la existencia del amor absoluto por amor al mundo, pero el mundo en el que vivimos es dual, separa, divide y excluye, y ese Amor te aseguro que no excluye nada, ni de ti, ni de mi, ni de nadie. En la naturaleza puedes ver como todo se mantiene vivo gracias al abrazo eterno del Amor absoluto. 

 

Tu Amor a la Vida te ha empujado a venir hasta aquí, no lo dudes, porque es lo que más anhelas recuperar. Él te está llevando a recuperar tu integridad. No eres un error amigo, eres una expresión única, perfecta, divina y sagrada del Amor,  tal como eres; todo en ti es amado, absolutamente todo, no ha habido error ni pecado en tu manera de ser, ni en el comportamiento más ordinario, simplemente creíste ser una persona y esa creencia inocente e involuntaria te ofuscó, olvidaste que eres puro Amor, pura Existencia. Cediste al mundo un poder que jamás ha tenido ni jamás tendrá sobre ti, y el mundo te hipnotizó, pero debes saber que ni el mal más horroroso tiene poder en la Presencia, si tú no se lo das. Déjate abrazar por ese Amor siempre presente, vive un día cada día, hasta que la mente se rinda y no te confunda más. Vive la experiencia con la maravilla eterna de Lo Que Es, y te conducirá de nuevo al hogar, a la Presencia, donde la vida fluye amorosamente, plácidamente, sin esfuerzo y sin temor.

 

Si has tomado consciencia de que es a ti a quien más buscas, déjate abrazar como ya lo hiciste en la niñez, sé como un niño que vive un día cada día sin miedo, tal vez, seas algo absurdo ante la mirada hipnotizada del mundo dual, pero es tu integridad lo que más cuenta, porque sólo así sabrás lo que es el Amor de verdad, jamás querrás caminar hacia atrás, ni jamás querrás viajar hacia lugares inexistentes. La Presencia es tu verdadero hogar, porque ahí es el único lugar donde puedes sentir el abrazo eterno de tu auténtico Amor, de lo que Eres de verdad.