Divina decepción.

Divina decepción:

 

Amigo, has recorrido un largo viaje para llegar hasta aquí, has soportado siglos y siglos de estupidez, gilipollez y necedad humana, siglos y siglos de oscuridad, sufrimiento, desamor, miedos, angustia, guerras, caos y conflicto, ya inútiles para ti. Ábrete a la felicidad siempre presente, no vas a perder nada, al contrario, tienes en tus manos la oportunidad  de oro para trascender el sufrimiento humano. Aquí se te regala la oportunidad de regresar al hogar, de recuperar la lucidez y el paraíso eterno, porque es tu derecho innato amigo, es tu verdadero hogar. 

 

Aquí no se te regalará nada más, porque tú ya sabes, tú ya intuyes, tú ya escuchas, tú ya ves, tú ya sientes, tú ya eres la Vida siempre presente.

 

Si te sientes decepcionado o frustrado, ven, acércate a la Vida, estás a un paso de descubrir que tu decepción o tu frustración es divina y sagrada; en ningún momento has dejado de ser  Luz y Amor, eres totalmente adecuado;  en ningún momento te has equivocado, simplemente permite que la decepción esté ahí, o la frustración, o el miedo, o la ira, o la rabia, o el dolor emocional, porque estás a un paso de evidenciar muchísima más belleza de la que hayas podido ver y sentir hasta hoy.

 

Has recorrido continentes, mundos raros, has cruzado mares y montañas hasta llegar aquí, tu sólo, nadie te está empujando, nadie te está conduciendo, nadie te está guiando, ni hay nadie aquí. Jamás has necesitado ayudas externas, aunque tu mente te haya hecho imaginar que sí.  Esa mente quiere que vivas sufriendo o en la oscuridad, amigo, porqué así se lo contó el mundo y se lo creyó, pero nadie debería ayudarte a ser tú mismo, nadie debería indicarte ni enseñarte a ser lo que ya eres. Nadie debería impedirte ser la expresión única, irrepetible y divina de la Vida, porque así, tal como eres ahora, siempre ahora, amigo, es lo mejor de lo mejor,  jamás has dejado de ser la Vida.

 

No cometas el mismo error de siempre, el que sigue cometiendo la humanidad cuando imagina que va a mover este instante vivo; que nadie te haga imaginar que tú no eres digno de lo mejor. Lo mejor siempre has sido tu. Más allá de la falsa creencia de ser un personaje, tú, ¡jamás! has sido un error, que nadie te diga lo contrario, que no te cuenten que tú no debes, que tú no puedes, que tu no te mereces experimentar lo mejor de lo mejor. No le cedas el poder a nadie, porque sólo tú puedes recuperar la lucidez; es tu derecho innato vivir en paz y feliz, enamorado de la vida. Tú puedes llegar a la felicidad plena amigo, te lo garantizo, con cualquier cosa, a cada instante puedes sentir la alegría infinita que hay en ti. No cometas el error de imaginar que no puedes ser uno con la Vida siempre presente, siempre feliz,  tú ya eres, tú ya existes, tú siempre has sido lo que más anhelas encontrar.

 

Como todo el mundo, tu aventura es descubrir que jamás te has movido del ahora, que jamás caminas estando más lejos ni estando más cerca de la Vida, jamás vas dar un paso equivocado estando justo ahí, al lado de la Vida. Recuerda que el más allá es una invención de la humanidad, tú siempre estás ahí, en el lugar donde la Vida está. El tiempo es una ilusión amigo,  jamás vas a moverte de la Presencia, así pues, ábrete a la aventura, atrévete a descubrir por ti mismo, atrévete a aceptar tu propia invitación ¡siempre presente! y si es decepción o  frustración lo que ahora sientes, acéptalo profundamente, del mismo modo que ahora te sucede, desaparecerá. Puede ser que a través de la decepción descubras la maravilla eterna que hay en ti, puede ser que veas la Vida con tu propia luz y que la ames con tu propio amor, porque, lamentablemente, todavía son muy pocos los que ven y aman así.

 

Tu aventura es dejarlo todo, toda pregunta, todo anhelo, todo sueño y toda expectativa, todos los rezos y las súplicas, todas las religiones y las políticas que puedas mantener para sentirte atado a un mundo necio e infantil ...tu aventura es experimentar con lo puesto, un día cada día, sin ayeres inútiles sin mañanas por descubrir. Siéntate a la vera de la Vida siempre presente, recurre a la sabiduría innata del no saber, y espera sin esperar nada a cambio. Confía únicamente en ti, en el Ser Supremo que se vive a través de ti, hasta ver, con total lucidez, que no debes avergonzarte de nada, absolutamente de nada, porque no hay culpas ni culpables en la Presencia, ni buenos ni malos, todo es perfecto, divino y adecuado en ti. El mejor éxito de la Vida es recuperar la lucidez y la felicidad sin causa, y la mejor fortuna es vivir sin temor a la Vida, tal como ya lo hiciste en la niñez, porque nada ni nadie puede alejarte o acercarte más a la Vida. Tú ya eres la Vida, amigo.

 

Permite que el fuego eterno de la verdad queme todas tus fantasías, porque lo único que pretenden es hacerte vivir una vida rosada que jamás has necesitado ni jamás necesitarás. La Vida eres tú, amigo. Deja que te suceda lo que sea, permítete ser el que ya eres,  hasta que te liberes de ese sueño hipnótico que te aleja de la felicidad. La Vida que tú eres, está despierta e iluminada, ábrete a Ella, deja que te abrace y te aleje del supuesto mal que inútilmente mantienes en ti,  ¿Qué hay mejor que ahora, siempre ahora? Cuando estás en la Presencia, si te mantienes al lado de la Vida, nada ni nadie puede hacerte daño, ni tu mente puede, al final se rinde y se pone al servicio de tu corazón, del corazón del Ser siempre presente.

 

Amigo, lo creas o no lo creas, tu no has nacido para sufrir ni para hacer sufrir, y tampoco has nacido para experimentar la noche oscura del alma, una mala vida o un mal porvenir, tú estás ahí ¡siempre presente! para fluir, para ser feliz;  sólo te falta evidenciar que la Vida eres tú. Todo aparece y desaparece, menos tú. Todo se manifiesta ante tu divina Presencia. Deja que tu cuerpo descanse y se relaje, deja que la mentira salga a la luz,  mereces vivir en paz, plácidamente, sin lucha, esfuerzo o sudor, déjate acariciar o abrazar por el ahora, porque la felicidad, lejos del relato de esa mente que te mantiene hipnotizado, siempre es en ti, siempre está ahí. Puedes ser como eres amigo, incluso los pensamientos y el ego pueden estar ahí, porque tu no eres un puñado de pensamiento, tú no eres el ego, tu verdadero Ser es pureza total, Amor absoluto. Tú eres Ese a quien todo le sucede, pero no eres lo que sucede, eres este instante vivo amigo, y ¡eso! nada ni nadie lo puede mover, matar o impedir. Que nadie te diga lo contrario, ni tu mente puede impedir tu felicidad. Puedes ser feliz desde ahora mismo si fluyes con lo que Es, si vives a la vera del Ser. No te garantizo nada del como y el cuando evidenciarás la liberación de tu mente, pero lo que sí puedo asegurarte, es que jamás te arrepentirás cuando suceda el despertar, porque jamás ha habido error ni en ti, ni en nada, nadie puede mover un ápice la Vida, nadie puede alejarse de la existencia humana.

 

Si estás aquí, no des un paso atrás porque no vale la pena, ni tampoco quieras dar un paso adelante o anticiparte, porque te angustiará o te hará sufrir. Simplemente sé lo que ahora eres, haz caso al corazón, date permiso para experimentarlo todo, para sentirlo todo, deja que la Vida te sorprenda cada día a partir de ahora y empieza a sonreír, porque se te abre un mundo nuevo, un mundo en el que podrás fluir con la maravilla eterna de lo que es. No esperes que cambie nada del mundo en el que vivimos, simplemente mira y observa con los  propios ojos y ama con tu propio corazón.

 

Fluye amigo, vive como ya viviste en la niñez, recupera tu totalidad.

 

A lo mejor, quien sabe, te sucede como a mí antes de liberarme de la película  llamada "el mundo y yo", .....tu forma de ser, totalmente adecuada, totalmente divina y sagrada,  tal vez, está ahí para desenmascarar a falsos iluminados, a falsos maestros o profetas, a falsos padres y madres, a falsos curas indecentes que todavía se esconden bajo el caparazón de la falsedad humana, bajo disfraces de corderillos blancos o santos que van por ahí con inciensos y velas para impresionar a sus adeptos, puesto que esos son los que no quieren acabar con al lobo hambriento de fama y aplausos que, durante siglos, siguen alimentando, con tal de no perder el falso poder que jamás han tenido ni jamás tendrán. 

 

 Tal vez, sólo tal vez, te darás cuenta que algunos muertos vivientes siguen queriendo dar ejemplo de vida plena; o tal vez veas a los que se autodenominan iluminados pero que siguen sin trascender su dualidad o el sufrimiento humano. Se ve todo amigo cuando hay lucidez. Quien sabe,  si has llegado hasta aquí, lo que debes evidenciar; tal vez, algo que está más allá de estas palabras, o simplemente debes deshacerte de los falsos personajes que tu mismo has recreado una y otra vez en tu película llamada "el mundo y mi vida",

 

Deshazte, en ese templo sagrado llamado intimidad, con todo tu amor, de todos aquellos que siguen rechazando la energía femenina que les sucede. Tal vez, descubras quienes son los que tienen pánico al fuego eterno de la verdad, son los mismos que predican sin dar ejemplo, los que persiguen la fama y la falsa gloria, porque tienen pavor a que el fuego de la verdad queme su ilusión y evapore su falsedad.

 

Tal vez verás a los que ni por asomo quieren aceptar su invitación siempre presente para evidenciar su gilipollez, a los que siguen sin ver que, su ceguera e ignorancia les sucede como a todo el mundo, exactamente igual, como a todo el mundo, puesto que todos, absolutamente todos somos lo mismo. Todo es la Vida siempre presente, porque sólo hay unidad amigo.   Cada uno es nada y a la vez lo es todo, así que no te temas más amigo, porque la Vida que tú eres, lo único que pretende es que te sientas merecedor de la máxima la felicidad, la plenitud y la madurez.  

 

Te deseo lo mejor en esta aventura amigo, lo mejor de lo mejor. No olvides que es tu derecho innato ser feliz y recuperar la lucidez. Sólo la maravilla eterna de LoQueEs  te está conduciendo a tu verdadero hogar.  No debe morir el cuerpo para resucitar de entre los muertos vivientes, únicamente debe desaparecer el falso yo y la ilusión. ¡Suerte amigo! Todo está en tus manos y en tu corazón, no te dejes impresionar ni por estas palabras ni por las palabras de nadie, por más sagradas que te parezcan en algunos textos, olvídalo todo, encuentra la quietud y expresa sólo tu verdad, la que a partir de ahora te sucederá. Vive de un modo íntimo y pleno la experiencia hasta que te suceda la lucidez, hasta que puedas fluir sin temor y sin sermones o jueces inútiles en la cabeza,  permite que todo se exprese y surja de la raíz del Ser que habita en ti.  Recupera tu sabiduría innata, recupera todo, amigo. Ábrete a la Vida siempre presente y permite que así sea. ¡Sé Feliz!

 

Con todo el amor,

 

anna