Todo afecta a todo en esta Vida.

 

Todo lo que es arriba es abajo, todo lo que es abajo es arriba, todo lo que es afuera es adentro, todo lo que es adentro es afuera, no hay un "tu" separado de un "yo", no hay nada separado de la fuente de todas las cosas. Ningún suceso de la rueda eterna de la existencia está separado de la fuente.

 

Nada podría ser como es, sin la luz impersonal y liberada de tu verdadero Ser. La separación con todas las cosas, tan solo es aparente, es el juego inteligente al que jugamos todos, es la hipnosis de la mente.

 

El amor siempre es un sí rotundo a la Vida. Si te alcanza, siempre te dirá: Yo soy todo, yo lo amo todo, no hago distinciones.