Nuestros pensamientos son como nubes. Hay días que no te dejan ver nada, ni la luz del Sol, y, hay días que te ayudan a mantener la lucidez, la luz del Ser.