No existe un micro mundo o un macro mundo allá afuera, separado de este vasto espacio que yo soy, no existe nada ni nadie separado de esta Nada que lo es todo.  Todo y todos es un apoyo divino para el despertar de la Consciencia, y, nada o nadie debe cambiar para que se pueda sentir la paz profunda, la dicha o la felicidad sin causa en el Ser. Todo empieza y todo termina en uno mismo.