La relación más liberadora de todas, es la que esta Consciencia ha mantenido con la madre naturaleza y el padre Silencio, inherente a todo y a todos.